El vino ideal para maridar con todo tipo de comidas

Blanco, tinto, espumoso o rosado, un vino es siempre es una excelente opción de bebida para momentos especiales . Pero, ¿sabías que existe un vino ideal para acompañar cada tipo de comida?

 

Cada vino tiene su propio sabor y textura que se puede combinar con diferentes alimentos. Para saber qué vino marida mejor con un plato en particular, no hace falta ser sommelier , solo seguir algunos consejos a la hora de elegir. Por esto, te traemos nuestros mejores consejos para elegir el vino ideal para acompañar cada tipo de comida:

 

Vino blanco

marida con pescados y mariscos, entrantes, risotto de gambas y carnes blancas.

 

 

Vino blanco dulce

Armoniza con postres, cheesecake, quesos curados de masa semidura.

 

Vino blanco seco

Marida con entradas, pescados y mariscos, carnes blancas a la parrilla o con salsa ligera, queso de cabra y con el fondue de queso.

 

Vino espumoso

Marida con quesos blancos como el brie y el camembert, pescados como el salmón, carnes grasas asadas, aves asadas, entrantes, aperitivos y embutidos.

 

Vino rosado

Marida con carnes magras a la parrilla, pollo asado, verduras gratinadas, pasta italiana, embutidos, tortillas, tortillas y entrantes.

 

 

Vino tinto

Marida con carnes y diversos tipos de platos, ya que los vinos tintos son muy versátiles.

 

Tinto con cuerpo

Marida con quesos duros como el provolone y el risotto de cordero.

 

Tinto claro

Armoniza con pastas con salsas ligeras, pizza, ternera, hígado, carpaccio, fondue de chocolate.

 

Tinto seco

Armoniza con pastas con salsa de tomate, salsa de hierbas o salsa picante, quesos amarillos, con parmesano, gouda y fiambres en general.

 

 

Tinto seco con cuerpo

Marida con carnes asadas, quesos blandos como brie y camembert, fondue de carne.

 

Tinto seco ligero

Marida con carnes rojas fritas a la plancha, pollo asado o hervido, pizza, bacalao en salsa, paella.

 

Vino de Oporto

Marida con frutos secos, pasteles, chocolate, quesos azules, helados, postres.

 

¿Y ahora que sabes cómo combinar tus vinos, con qué maridaje vas a sorprender a tus seres queridos?