El peor enemigo de nuestra belleza: El frizz

Nunca te pasó, que tenés un evento súper importante y querés dejar tu cabellera alucinante y suelta, salís de casa súper arreglada, espléndida y al pasar por alguna vidriera te ves que estás con el pelo un desastre y pareces una loca? bueno a mi me pasó mil veces, y odio el frizz como a nada en el mundo, porque gracias a él viví con el pelo atado casi toda la vida, pero por suerte hoy hay muchas formas de librarse del maldito destruidor de belleza y de forma súper fácil, acá te cuento que podés hacer.

 

Primero intentá siempre lavarte el pelo con agua tibia o fría, porque si te lavas con agua caliente, se va a resecar demasiado, una vez lavado secalo con una toalla y pasale una crema acondicionadora en todo el largo, es importante que el pelo esté siempre bien hidratado.

 

También aunque a veces es difícil intentá no usar el pelo atado, principalmente con gomitas (y olvidate de las gomitas de billetes que usamos de emergencia, son las peores), porque estos arruinan la fibra capilar y además rompen los cabellos y lo cargan de estática. Importante también es usar cepillos que no sean ni de plástico ni de metal, porque te van a llenar el pelo de estática y el resultado ya sabés, pelos locos.

 

Ojo con los secadores, siempre que te vayas a secar el pelo, tratá que por lo menos esté a unos 30 cm, y jamás lo pongas en contacto directo con el pelo, si el brushing que tanto amamos nos destruye el pelo mortalmente! las planchitas y bucleras entonces son tipo el demonio para nuestros cabellos (y eso que soy adicta a las planchitas).

 

Si te teñís el pelo, y la tintura de por sí ya afecta la estructura, tratá siempre de mantener el cabello humectado, usá productos especiales para cabellos tratados químicamente, o usá productos que contienen jojoba, aloe vera o glicerina.

 

Cortate el pelo regularmente, lo ideal es cortar las puntas cada dos meses para que este crezca más sano, utilizá un tratamiento con proteínas una vez por mes.

 

Ahora si con todo esto no mejora el frizz, o si sos tipo yo que pierdo la paciencia muy fácil, podés sacar provecho de la química, podés hacerte una cauterización que es un proceso de humectación del pelo más fuerte y dura aproximadamente un mes, o podés hacerte un sellado térmico, que dura de tres a 6 meses. Ojo estos procedimientos te dejan el cabello súper liso.

 

Si tu pelo es ondulado o con rulos y querés mantenerlo así entonces olvidate de la química,  lo recomendable es primero y para todas cortar las puntas cada dos meses, jamás de los jamás hacerte un corte con navaja, aplicate una crema humectante en el cabello húmedo, no te laves todos los días y para peinarte usá peines de dientes separados de preferencia de madera.

 

Como ves nada es muy complicado de hacer, son hábitos que necesitas llevar adelante para cuando tengas esa ocasión especial tu pelo no parezca la melena de un león.