El glamour del oro

El color dorado vuelve a brillar en esta temporada, sea en su versión mate o pulida. Sea cual fuere la habitación, con sólo colocar un par de detalles del color del metal precioso en donde cae la luz natural es lo suficiente para que la habitación se transforme y se llene de elegancia y reflejos cálidos. Por ejemplo, para lograr un cambio de ambiente en el comedor, una combinación muy práctica y válida es la unión entre el cristal y el dorado. A través de piezas de cristal que lleven toques de dorado, se aportan un toque de distinción al ambiente. Se pueden utilizar copas de cristal con bordes dorados, centros de mesa de cristal con piezas doradas, incluso, se puede cambiar la lámpara de techo por una araña de cristal y dorado. Podemos decorar la mesa con una bandeja de metal y cristal para darle ese toque de elegancia que sólo los tonos dorados pueden inyectar a cualquier ambiente.

Continuando con el dormitorio principal de la vivienda, con unos cuantos toques dorados podemos convertir este espacio de descanso en un espacio romántico lleno de glamour. Para ello necesitamos vestir la cama con tejidos de colores engamados, decorados con almohadas con diferentes texturas y brillos dorados en variados diseños y tamaños. Además, se pueden agregar muebles ligeros con pequeños acabados en el color metálico. Para aumentar aún más el acento, se pueden utilizar unas mesitas de luz en tono dorado con tapa de espejo y patas metálicas en el mismo color. Por las paredes se pueden agregar un par de lámparas doradas a los costados de la cama además de portarretratos con fotos familiares, siempre, con los marcos en dorado, en este caso se podría jugar con diferentes tonos de dicho color.

Para iluminar cualquier ambiente, nada mejor que la utilización de espejos y lámparas con tonos de oro, que reflejen la luz natural del mismo ambiente. La mejor forma de aprovecharlos, es colocándolos en una línea visual diferente, de esta manera los espacios parecen ser más grandes.

Déjanos tu comentario