El clásico lemon pie

Si quieres saber cómo se cocina este delicioso postre clásico, sigue leyendo para descubrir esta receta insuperable.

 

Es el preferido de los que les gusta lo dulce pero no lo empalagoso. El lemon pie es una tarta, es decir, una base de masa y un relleno. Como su nombre lo indica, está hecha con jugo de limón, azúcar y huevos. Todo eso mezclado hace el famoso custard, el relleno cremoso amarillo que es tan típico del lemon pie.

 

Ingredientes

 

Para la masa

200g. gramos de harina 0000

50g. de azúcar

1 huevo

100g. de manteca

Para la crema

150cc. de juego de limón

1 cucharada de ralladura de limón

4 yemas

Leche condensada

Para el merengue

240g. de azúcar

3 claras

 

 

Instrucciones

 

Procesar o mezclar ligeramente la harina, el azúcar y la manteca fría cortada en cubitos hasta formar un arenado. Agregar el huevo y unir la masa sin trabajarla mucho. Envolver en film y llevar a la heladera por 30 minutos aproximadamente

 

Precalentar el horno a temperatura media (180°C).

 

Estirar sobre una mesada enharinada y tapizar un molde para tarta desmontable de 22 cm de diámetro.

 

Cocinar durante 20 minutos o hasta que comience a dorarse.

 

Mezclar la leche condensada con 4 yemas, 150cc de jugo de limón e integrar la ralladura.

 

Unir bien y verter sobre la masa precocida.

 

Cocinar en horno moderado durante 15 minutos.

 

Colocar el azúcar en una cacerola y cubrir con apenas con agua.

 

Cocinar hasta obtener la textura de un merengue italiano.

 

Unos minutos antes del punto del almíbar, comenzar a batir las claras.

 

Cuando empiecen a formar picos, añadir gota a gota el almíbar caliente sin dejar de batir hasta que se enfríe.

 

Decorar con el merengue y gratinar.

 

Y por último, ¡A disfrutar!