El arte de no hacer nada

En un mundo cada vez más competitivo y estresante hasta rutinario, nos resulta más difícil alcanzar la felicidad. Según un reciente estudio realizada por psicólogos, perder el tiempo es satisfactorio y necesario para sobrevivir la rutina y el estrés del día a día.

Perder el tiempo haciendo nada tiene sus beneficios. Debemos tener en cuenta que todo tiempo transcurrido siempre deja un aprendizaje, por lo tanto, no se puede considerar del todo perdido. Se debe encontrar un equilibrio entre los tiempos de productividad y los tiempos dedicados al descanso para poder hacer efectivos los beneficios de perder el tiempo.

Experiencias como dormir un poco más o demorarnos dando un paseo o hasta distraernos mirando por la ventana son experiencias necesarias para apartarnos por un momento de la realidad y nos invitan a una reflexión tan necesaria como el trabajo. Eso sí, interrumpir el trabajo para ingresar a redes sociales o sitios web no contribuyen a la productividad ni a la felicidad.

¿De qué forma podemos perder el tiempo?

Para perder el tiempo se necesita de pasión, de hacerte preguntas sobre todo eso que te encanta, podes sentarte, relajarte, disfrutar de una bebida, la que más te guste, sin preocuparte por nada, simplemente disfrutar del momento. Esto es aplicable a cualquier otra situación, por ejemplo, si te vas de viaje, disfruta cada momento, no te estreses por llegar o por cualquier inconveniente que se pueda presentar antes de arribar a tu destino.

Otra forma maravillosa para perder el tiempo es la música. Escucha la letra de las canciones, sentí cada nota, cada armonía, cantala en donde estés, sea en la casa, la oficina, el auto o la ducha. No importa, aquí lo importante es la conexión con los sentimientos que te produce.

Un baño relajante siempre viene bien, un fin de semana para vos sola, haciendo lo que más te gusta, disfrutando de la vida sin preocuparte por el mañana.

El mindfulness y la meditación son herramientas muy poderosas en todo este tema. Con ejercicios de 20 minutos ya te podes desenchufar de todo lo rutinario y estresante del día. Es bueno aprender a disfrutar de la soledad, de las charlas con una misma, de la pausa y la calma. No siempre debemos dedicarle nuestro tiempo libre a la limpieza y al orden, conectarnos con nosotras mismas también es necesario.

El poder aprovechar el tiempo para una misma y no hacer nada, contribuye positivamente a nuestro estado de ánimo y las relaciones con otras personas, tanto familiares como laborales.

Buscá un tiempo cada día para desconectarte de todo, haz una pausa y no te olvides que todo tiempo perdido es tiempo ganado para vos.

Déjanos tu comentario