¿El alcohol ayuda a dormir mejor?

Bueno la verdad es que tomarnos unos tragos en verdad no es que nos ayuda a dormir tan bien, es más puede perjudicar nuestro sueño, aunque es verdad que el alcohol ayuda a relajarse, disminuye la ansiedad y produce somnolencia. El problema viene después de pegar los ojos, pasa que el alcohol altera áreas del Sistema Nervioso Central responsables por el estado de alerta y de descanso, y esto genera alteraciones en la frecuencia cardiaca por lo que el descanso no es reparador.

 

El alcohol también desregula el ciclo del sueño, dividido en fases durante las cuales ocurren la producción de hormonas importantes para la recuperación física y mental. Además hace que despertemos varias veces durante la noche sin siquiera notarlo, además tiene efecto diurético y deshidrata, por lo que muchas veces hay que levantarse a tomar agua u orinar.

 

El alcohol además puede ser peligroso para quienes tienen apnea del sueño ya que el alcohol intensifica los episodios al relajar la musculatura orofaríngea.

 

 

Al día siguiente, el resultado de todos los efectos generados por el alcohol es el cansancio, y a largo plazo la reducción de la calidad del sueño que produce aumenta el estrés y puede provocar problemas como la hipertensión, obesidad y hasta muerte súbita.

 

Así que si querés dormir mejor, dejá la copita de vino a un lado y tomate una manzanilla o valeriana que te harán dormir muy bien, y acordate que los bebés duermen cortado y se pasan llorando varias horas durante la noche.