Desconectarse es una necesidad

Famoso pasa que los sábados y domingos que son gua’u días de descanso y de estar en familia al final los terminamos usando para las cosas de casa podemos resumir en trabajo doméstico o cualquier otra rompeboladura que no tiene nada que ver con descanso y relax. No falta luego esa frase que nos decimos “hoy voy a hacer nada” y al santo cohete porque parece que la palabra descanso, especialmente para las madres, igualmente hay algunos tipos de trabajo que no te permiten días, horas o momentos libres porque siempre hay alguna urgencia, e igual estando de vacaciones nos pasamos respondiendo emails, whatsapp, etc.

Pero hay momentos en los que tenemos que hacer el esfuerzo de no estar disponibles para nada ni para nadie, ya que según especialistas, igual hasta la más entusisamada profesional necesita tiempo para dedicarse a otras cosas que no sea solo trabajo. Actividades de relax son fundamentales para aquellas que tienen una dificultad fuerte de desconectarse del laburo. Leer, ir al cine, charlar con amistades y familia; o de repente ir a un retiro espiritual y esas cosas, puede ser de gran ayuda. El deporte también puede ser una buena opción, aunque si lo vemos como obligación no sirve, hay que disfrutarlo, si no es así, pues como que no.

Quien tiene adicción al trabajo tene que tomar mucho cuidado, y evaluar cuanto realmente vale la pena esa dedicación toda al laburo. Si el motivo es que te pasás presionándote para ser mejor y más eficiente, este ya es luego un señal de alerta. Algunas personas se imponen metas tan altas que acaban por exagerar en todo y esto puede poner en riesgo la salud mental. Los problemas por el exceso de laburo que pueden aparecer son: agotamiento, desanimo, descomprometimiento y falta de entusiasmo con el trabajo y con la vida en general y algunas personas acabn por entrar en una depresión.

Además de los problemas ya citados, pueden aparecer estos problemas de salud; inmunidad baja, problemas cardiacos y problemas relacionados a la ansiedad y el estrés como gastrtits y úlceras.

El proceso de desconexión debe ser gradual, empezar con una hora sin mirar el celular y la compu, y seguir de esta manera, importante también separar lo laboral de lo familiar, si estás en casa con los chicos, apagá el celular y realizá cualquier actividad que sea relacionada con descanso y relax, es difícil pero se puede, tu cuerpo y tu mente te lo van a agradecer.