Cosas que tenés que saber antes de dar el sí definitivo

Para algunas mujeres el casamiento es uno de los eventos más importantes de la vida, es el paso de dejar de ser vos para ser nosotros, es el momento de formar tu propia familia y hay muchas esperanzas para el futuro, pero aunque todo sea romántico y esperanzoso, hay cosas que son importantes saber antes de dar ese paso, porque para que muchas cosas no son como las soñamos y eso causa frustración y hasta divorcios, el casamiento es una unión que debe ser para siempre y se tiene que trabajar constantemente, por eso tenés que estar preparada y pensar bien antes de decidirte, acá te contamos algunas cosas que pueden pasar después de casarte.

Primero tenés que saber que el amor incondicional e infinitérrimo no existe, tu marido no es tu hijo sino quien te acompañará toda la vida. El amor a veces puede desaparecer, por lo que no hay garantías que ni vos ni tu pareja se amen forever, a veces se van a odiar y las dificultades les harán pensar que las cosas no van más, las relaciones se construyen constantemente y es un trabajo de a dos, y hay que aprender a sobrepasar los problemas juntos sin tirar la toalla ante la primera discusión. Si querés alguien que te ame infinitamente y sin condiciones adoptá un perro, porque el ser humano es más complejo y no por una dificultad hay que mandar todo al demonio.

El sueño de toda pareja recién formada en empezar una familia, y tener niños no es tan difícil pero tampoco es muy fácil, los dos primeros años de tu bebé serán los más complicados, tener hijos es una bendición y una de las mayores alegrías en la vida, pero al mismo tiempo tenés que saber que tu vida va a cambiar totalmente, aunque tu preocupación mayor será el ser la mamá perfecta, no tenés que descuidar tu relación, a pesar de no ser fácil ambos tienen que evitar que la llegada del bebé convierta la relación en un caos, todo siempre depende de ambas partes en la pareja.

Una vez escuché decir a un amigo, que una amiga nuestra se había casado solo para tener su “pichulin” propio…pero la verdad es que por mucho que te guste el sexo, tu vida sexual no será siempre plena, no tendrás tanto sexo como te imaginaste que tendrías, muchas veces las lívidos de ambos no van a coincidir por diferentes factores, y aunque esto sea un problema en la relación, es importante que sepas que si no querés sexo en tal o cual momento, no lo tengas, trabajen en pareja para renovar el deseo el uno por el otro, innoven, utilicen la imaginación. Nunca se rindan a la rutina.

Y por sobre todo no te conviertas en el tipo de persona que está ni ahí para mejorar la relación, repito el matrimonio no es fácil, pero puede ser una experiencia maravillosa, si estás consciente de lo que deberás enfrentar y estás dispuesta a ser parte activa de la pareja, entonces adelante que seas muy feliz, si no, adoptá un gato para que te haga compañía.

Déjanos tu comentario