Consumir fibra es bueno, pero cuidado con el exceso – PARTE 1

Hoy en día existe una infinidad de discursos sobre qué es bueno comer y que no, cada día surgen nuevos estudios, nutricionistas, gurús de la vida sana que te dicen como alimentarte, y ese exceso de información lo único que hace es poner en duda qué camino tomar a la hora de elegir un tipo de alimentación que se considere sano.

 

Como ejemplo daremos la moda del consumo de fibra, o sea las Dietas Ricas en Fibras, como la crudívora (donde solo se comen alimentos crudos), la frugívora (que insiste en el consumo de frutas) entre otras del tipo donde el consumo de fibra es superior a lo normal. Muchos entusiastas de estas dietas experimentan algunos síntomas que no consiguen relacionar con lo que pasa en los intestinos, y lo que pasa en los intestinos es una invasión de bacterias, o sea ya tenemos bacterias normalmente, pero con este tipo de dietas la población se incrementa, y allí surge un problema que se llama Disbiosis Intestinal, importante aclarar que las personas que consumen demasiados alimentos industrializados y farináceos pueden desarrollar este problema también.

 

La Disbiosis intestinal es el desequilibrio de la flora intestinal o sea hay bacterias en exceso y en lugares donde no deberían estar. Las fibras son un tipo de compuesto vegetal que están constituidas principalmente de polisacáridos (que son los que nos proveen de glucosa y nos dan energía) entre otras cosas. Los alimentos ricos en fibras son las frutas, legumbres, cereales, frutos secos, semillas y especias (Por eso es que te llenás de gases después de comerte unos porotos, son pura fibra).

 

Los síntomas de este desequilibrio intestinal son: Flatulencia abdominal, exceso de gases, deficiencias nutricionales, diarrea crónica o constipación, problemas de piel, dolores abdominales y excesos de eructos.

 

Como ya dijimos esta afección aparece por causa del exceso de fibra dentro de nuestro sistema digestivo. La fibra en sí, así como cualquier otro alimento es importante en la alimentación de los seres omnívoros, como lo son los seres humanos. Pero cuando abusamos de ella, se vienen los problemas.

Uno de los alimentos que más fermentan en el lugar que no deben fermentarse son los carbohidratos, y ese lugar donde no se pueden fermentar es el intestino delgado, para evitar esto es necesaria la realización de un preparo especial antes de consumirlos, como dejar en remojo, cocinar y fermentar. Los alimentos con mayor contenido de fibra son las frutas, y éstas son las que en exceso pueden causar a Disbiosis Intestinal. En el próximo artículo te contamos más.

Lee la segunda parte de esta nota en este link: Consumir fibra es bueno, pero cuidado con el exceso – PARTE 2