Consejos para proteger tu hogar en invierno

Estamos en invierno y con ello los problemas de la casa saltan a la vista. Cómo el frío aún no se decide a instalarse en nuestro país, todavía estamos a tiempo de hacer los mantenimientos y arreglos necesarios para afrontar las bajas temperaturas próximas a llegar.
Aquí les compartimos algunos puntos para poder tener la casa mejor preparada para cuando llegue el verdadero invierno:

1. Ventilar: Todos los días abrir las ventanas para evitar que la condensación escurra por ventanas y paredes humedeciendo todo a su alrededor. La condensación aumenta a través del vapor que genera la ducha o cuando se cocina o seca la ropa dentro de la casa.

2. Hacer el mantenimiento de canaletas y rejillas: Limpiar las canaletas y rejillas de hojas, ramas y plantas para que las mismas puedan evacuar y canalizar el agua de lluvia fuera del techo, evitando así filtraciones y humedad que podrían llegar a causar grandes daños a la casa y a la salud de la familia.

3. Revisar los techos: Se busca detectar las goteras o filtraciones para evitar que el agua de la lluvia llegue al interior del hogar. Lo ideal es revisar el techo después de una fuerte lluvia, en el caso de los techos con tejas, hay que inspeccionar que no hayan piezas rotas.

4. Impermeabilización de paredes exteriores: Una opción muy interesante es la de impermeabilizar las paredes, lo ideal es hacerlo cada tres años para evitar paredes húmedas.

5. Mantenimiento de puertas y ventanas de madera: Se recomienda repintar o rebarnizar los cantos de puertas y ventanas para que no se hinchen con la humedad. Reacondicionar todas las que den al exterior y en ambientes húmedos como lo son los baños y cocina.

6. Anticiparse al óxido: Aceitar las bisagras de todas las puertas y ventanas para que no aparezca el óxido den el hogar.

7. Prepará un kit de emergencia: En el invierno y con las lluvias que éste acarrea, son más probables los cortes de energía eléctrica, entonces lo ideal sería tener a mano un kit de emergencia con los siguientes elementos: linternas y pilas, velas, encendedor o fósforos, una pequeña radio a pila, agua embotellada y productos comestibles no perecederos. ¡Más vale prevenir que curar!

8. Cortinas gruesas: Utilizar telas gruesas en los coordinados en época de invierno, de esta manera se protege al hogar de pérdidas de calor a través de las ventanas.

9. No coloques muebles frente a fuentes de calor: Al colocar los muebles frente a la estufa o chimenea es que el calor sea absorbido en gran parte por el mobiliario. Además es importante que las estufas no estén conectadas debajo de las ventanas cerca de cortinas porque lo único que lograremos es que el calor se filtre por las ventanas o sea absorbido por la tela de las cortinas.

10. Aislar el piso: La utilización de alfombras ayuda a mitigar la pérdida del calor a través del piso.