Consejos para no subir de peso después de los 30

Cuando somos jovencitas, subir de peso no es una cuestión que nos tenga a mal traer, total con una pequeña dieta e idas al gym podemos tener de vuelta nuestro hermoso cuerpo de bikini o como ahora se le dice de forma cool “Bikini bod”, pero cuando cruzamos la barrera de los 30 años, la cosa se pone diferente, como me decía la prima de mi esposo “después de los 30, ya es súper difícil de bajar de peso, lo que entra se queda” maldita fulana, que de cierto modo no estaba mintiendo, solo me estaba diciendo algo que no me gustó escuchar, porque en aquel momento estaba con unos 10 kilitos de más.

No solo por estética es bueno mantener una figura de alguna forma esbelta, es importante mantenerla principalmente por salud porque como decía la canción “Nos vamos poniendo viejos…” y cuando esto sucede, las enfermedades derivadas del sobrepeso nos quieren demasiado amar y decirnos ¡serás mía y de nadie más!

Por eso y mucho más acá te damos unos consejitos para evitar subir de peso, atendé bien:

Bueno primero olvidate de las dietas súper estrictas, porque digamos la verdad, nunca luego las completamos, y esto se vuelve tipo un sube y baja, de peso obvio, ideal mantener una dieta balanceada, comer de todo un poco, en lugar de comerte todo.

Andate al doctor y hacete chequeos con regularidad, nuestro cuerpo a veces puede ser un misteeeerio para nosotras misma, eso que decimos que hasta respirar me engorda, puede ser signo de algún déficit, por ejemplo, una causa recomún de aumento de peso y sobrepeso en general es el hipotiroidismo, una condición que afecta la glándula tiroides y que provoca que trabaje más lentamente que lo normal, a veces ni te das cuenta que esto está pasando en tu cuerpo, por lo que es importante estar al tanto de como está funcionando la máquina.

Comé siempre que se pueda cosas que sean ricas en flavonoides, ya que éstos son importantes para mantener el peso, eso es lo que los expertos dicen. Algunos alimentos que los contienen son: frutillas, uvas, manzanas, cebollas, brócolis, cebollita de verdeo y té.

Mantenete físicamente activa, si sos como yo que hacer ejercicios te parece un embole y ni pensar irte al gym, porque eso es peor que irte a misa de domingo a las 7 de la mañana, por lo menos caminá, en lugar de agarrar el auto para irte al super que está a 5 cuadras de tu casa, andá caminando, las caminatas ayudan a mantener el peso y son muy buenas para perder la grasa abdominal.

Y obvio es importante mantener la actividad mental, te pasó que saliste de la facu tipo hace como 10 años y nunca más leiste o hiciste algo tipo estudiar o instruirte, creeme ya me pasó, no todo es tele y streaming, porque tele y streaming te llevan al bocadillo, y de bocadillo, en bocadillo durante sesiones maratónicas de series, llegan las grasillas.

Así que solo realizando algunas de estas cosillas podés mantenerte en forma y evitarte las miradas asustadas de la parentela, porque estás “medio gordita”.