Consejos para comenzar a ahorrar

A veces, lo más difícil de ahorrar dinero es empezar a hacerlo. Te damos algunos consejos sobre cómo ahorrar dinero para ayudarte a desarrollar una estrategia sencilla y llegar a tus metas a corto y largo plazo.

 

Cultiva el hábito de registrar tus gastos: El primer paso para comenzar a ahorrar dinero es determinar cuánto gastas. Haz un seguimiento de todos tus gastos; eso quiere decir registrar cada taza de café, artículo para el hogar y propina en efectivo, así como de las cuentas mensuales recurrentes.

 

Fijar un objetivo concreto: debe ser alcanzable, medible y programable en el tiempo.

 

Definir un presupuesto real: tenga en cuenta sus ingresos mensuales, reste sus gastos fijos y limite los gastos variables, aquellos que son opcionales.

 

Establecer un porcentaje para ahorro: Aunque las teorías hablan de diferentes porcentajes te aconsejamos que comiences con un 10%.

 

 

Buscar alternativas de inversión: hoy en día existen una infinidad de productos de ahorro y varios cursos gratuitos para informarte sobre ellos. Te recomendamos que investigues y decidas si que manera es más cómoda para ti.

 

Hacer semanas de ahorro: En algunas ocasiones se gasta demasiado durante el fin de semana y, por tanto, no se cumplen los objetivos de los  presupuestos que creamos. Cuando ocurre esto hay que tener claras las metas de ahorro y entender que si se quiere tener una cantidad fija guardada al mes, hay que compensar. Así, tenes algunas semanas de ahorro en las que evitas  salir tanto o comprar cosas innecesarias podrá mejorar infinitamente tu capacidad de ahorro. .

 

Buscar maneras de recortar gastos: Si no puedes ahorrar tanto como quisieras, es posible que sea el momento de recortar gastos. Identifica categorías que no sean esenciales, como entretenimiento y salir a comer, en las que se pueda gastar menos.

 

 

Revisa tus gastos fijos: Cuando hagas tu presupuesto, dedica también unos minutos a revisar esos gastos que ya tienes asumidos pero que podrían reducirse ayudándote a ahorrar. Por ejemplo, ¿Tienes alguna suscripción que no utilizas demasiado?