Cómo usar espejos en la decoración: consejos para el éxito

Hace mucho tiempo que los espejos han emergido de los baños y han conquistado muchos otros rincones del hogar. Ganaron esta importancia por muchas razones, como la capacidad de reflejar la luz, agregar amplitud a los espacios pequeños o simplemente enriquecerlos en general.

Pero antes de que cuelgues el espejo en la primera pared que creas que es ideal, debes saber que hay algunas cosas para recordar. Por este motivo, hemos separado para ti los mejores consejos y consideraciones sobre los espejos para que puedas desmitificar su uso de una vez por todas y asegurarte de que le vas a sacar todo su potencial.

 

¿Cómo usar espejos en decoración?

Los espejos son excelentes aliados de la decoración y pueden ofrecer grandes ventajas para quienes quieran darle vida o redecorar su hogar. Entre sus funciones se encuentran:

 

Genera amplitud en el espacio

Mejorar la iluminación

Crea puntos de interés

Refina y embellece la decoración

 

Con solo algunas consideraciones para ganar entendimiento en el área puedes revolucionar muchos espacios. Lo mejor de todo es que lo harás tu mismo sin tener que depender de un profesional.

 

  1. Considera el reflejo

Así es, siempre debes considerar lo que hay al otro lado de la pared. Hay muchas personas que terminan dejando de lado este problema y se enfocan solo en el tamaño del espacio, ¡lo cual es un gran error! Pero cuando el espejo refleja algo bello y simbólico, afecta a todo el entorno, provocando una sobrevaloración de la habitación.

 

  1. Piensa en alto

A diferencia de un lienzo o pintura decorativa, que siempre debe colocarse a la altura de los ojos, los espejos tienen mayor flexibilidad en este sentido y la posición de tu altura depende mucho de lo que quieras mostrar o reflejar. A nivel de los ojos, suele funcionar la mayor parte del tiempo, mientras que más o menos requiere un estudio de caso para llegar a la conclusión.

 

  1. Recuerda el estilo

Además de todas las ventajas que aporta el espejo a la decoración, todavía se las arregla para adaptarse a estilos muy específicos, ya sean tradicionales, modernos, atrevidos o clásicos – para cada uno de ellos hay un sinfín de opciones.

El estilo siempre ha estado definido por el marco, que a través de sus innumerables formas y arreglos, supo crear diferentes sensaciones en los espacios. Sin embargo, en la época contemporánea comenzaron a aparecer espejos biselados, que ya no dependían de un marco separado para terminar su acabado, además de los conjuntos capaces de formar complejos mosaicos de arte.

 

  1. Crear un punto focal

Puedes utilizar los espejos decorativos para aumentar la exposición de puntos de interés. Como ejemplo, muchas familias tienen un gran espejo en conjunto con la mesa buffet en el comedor, ya que logra crear un gran punto focal de ese espacio. Lo mismo ocurre con los objetos de relevancia, que con la ayuda de un espejo pueden ganar aún más visibilidad.

 

  1. Piensa en grande

Hay espejos de todos los tamaños y formas, pero es inevitable decir que las piezas grandes son las que más llaman la atención. Con espejos grandes es posible hacer que una habitación pequeña parezca más grande, algo que coincide con la realidad de muchos que viven en departamentos pequeños.