Cómo sacar manchas de vino de las prendas

Las mujeres somos vineras por excelencia y amamos unos tintos con una devocion absoluta, nunca le decimos no a un Cabernet bien encorpado o a un suave Merlot, y cuando estamos con el fuego del Dios Baco en el cuerpo, no es dificil derramar ese vinito en una de nuestras prendas preferidas, ¿y después como sacar esa mancha? Acá te lo contamos.

Así que te des cuenta que derramaste un poco de vino, colocá prontito un pedazo de papel toalla o servilleta sobre la mancha, para que sea absorbida y luego pasale agua para evitar que el líquido penetre profundamente en el tejido, si es necesario pasale un poco de jabón líquido, este procedimiento es el que llamamos “primeros auxilios” otras opciones que podes usar son:

Sal

Se la mancha es fresca, podés colocar un puñado de sal encima para que el líquido ser absorbido. Dejar actuar por 5 minutos y repetir el proceso hasta que la mancha se clareé lo suficiente. Después lavá la tela con agua tibia.

Limón

Existen dos opciones para quitar la mancha, una es exprimir el limón encima y después refregar con sal o segundo, hacer una mezcla de los dos ingredientes. Se optas por la segunda opción, dejá la mezcla actuar por una hora, luego lavá la prenda y dejala secar. Si ésta es colorida, prestá mucha atención para que no quede manchada con el limón.

Agua oxigenada

Este producto tienen un efecto clareador muy potente, ya que contiene partículas oxidantes, antes de usarlo es recomendable mezclarlo con agua, principalmente si lo vas a usar con telas delicadas. Ojo no usar con telas coloridas. Dejá la mezcla actuar por unos minutos, después colocá la prenda en remojo en agua caliente y enjuagá con agua fría.

Vinagre blanco con agua tibia

Hacé una mezcla de una medida de vinagre para 3 de agua tibia, refregá encima de la mancha y luego lavá.

Mancha seca

En caso que la mancha ya esté seca, el trabajo de sacarla será más intenso. Los blanqueadores sin cloro son una buena apuesta, ya que son menos agresivos y no decoloran los tejidos.

Otra opción es agua con amoniaco, que se debe colocar encima de la mancha y esfregar con un cepillito, posteriormente lavar.

Déjanos tu comentario