¡¿Cómo saber si estamos con hongos?!

Los hongos en la piel son de lo más normales, absolutamente todos de por sí ya tenemos honguitos y no es porque seamos puerquis que tenemos hongos, no,  ¡es renormal!, y estos seres que tienen su propia clasificación, porque ni son animales, ni son vegetales, son del Reino Fungi, se encuentran en nuestra piel en estado saprofítico, en otras palabras, no te dan ninguna enfermedad, claro, siempre que no seas extra puerqui y no les des condiciones para que se vuelvan locos y te crezcan cosas gigantes por todo el cuerpo.

Atendé bien esto, generalmente cuando aumenta el calor y el nivel de humedad (y en nuestro país eso es tan, pero tan fácil que pase…) la población micótica, o sea los hongos, empiezan a crecer como locos y su población en tu amable cuerpo se multiplica, y pasa de un estado comensal (de estar ahí nomás sobreviviendo en paz) a un estado patógeno (donde te empiezan a salir unas cosas de película de terror en la piel) y produce daños en la piel que necesitás curar, porque en serio es re feo.

El lugar preferido de los hongos es en los pies, vas a ver que te van a aparecer unas partes enrojecidas y te va a picar como loco la planta de los pies y entre los dedos (qué asquito!). Entonces ponete manos a la obra y cuidá que no aumenten y se agraven.

Lo primero que tenés que hacer ante esta situación es usar zapatos y tejidos transpirables, o sea que dejen el sudor salir y no te quedes con los pies calientes y húmedos, y obvio que después del baño, antes de calzarte, secate super bien los pies, principalmente entre los dedos. En la ducha tratá de usar jabones con el ph un poco alto (o sea el nivel de acidez más alto,  el que dice ph neutro no te sirve). Si usas medias tratá de usar unas de tela natural y no sintéticas, porque si no ahí fuiste. Si sos de las personas que sudan mucho en los pies, un buen talco ayuda, y también una crema antimicótica que podés comprar en la farmacia.

Una vez que los hongos desaparezcan, bueno más bien las lesiones, porque los hongos van a estar ahí para siempre, seguí cuidándote y aplicando el tratamiento antifúngico (o sea la crema antifúngica), si es un infección de la piel o infección dérmica, por lo general mejora entre 15 y 21 días, y tus honguitos vuelven a niveles normales, igual aunque la lesión ya no se ve, continúa poniendote la crema por lo menos 15 días más.

Una vez que te liberes del exceso de hongos, seguí parámetros de higiene iguales a los que seguiste cuando estabas con los hongos explotando por todos lados. Acordate que si no tomás las precauciones adecuadas, todo puede volver y si no cuidás, podés tener infecciones de piel muy serias y te van a quedar marcas, porque no te van a salir solo en los pies, si no que se van a esparcir por todas partes.

Parte de tener una vida sana no solo es hacer ejercicios y alimentarnos bien, también tenemos que tener cuidado con la higiene, es ¡IMPORTANTÍSIMO!, así que chicas a cuidar la higiene.