Cómo romper la dieta sin engordar

Las dietas pueden llegar a ser una de nuestras peores pesadillas y con tanta tentación pululando ante nuestros ojos en todas partes, desde la computadora hasta la tele, es casi imposible no romperla, y peor aún cuando tenemos un acontecimiento social donde sí o sí tenemos que estar, una salida al restaurante puede echar a perder todo el sacrificio que hemos estado haciendo para perder esos kilitos demás que tanto nos torturan, pero sabías que a veces romper la dieta no significa que necesariamente tengas que engordar, acá te damos unos tips para que eso no suceda.

 

  1. Tenés el control. Cuando salís a un restaurante y estas en esos días en los que la dieta es parte de tu rutina, lo mejor es pedir una ensalada. Elegí un aderezo que más te guste, pero pedí que lo pongan por separado, así podés regular la cantidad que comés e intentá que sea la mitad de lo que te trajeron.
  2. 2.Cuidado con las apariencias. En los restaurantes muchos alimentos parecen saludables pero en realidad no son. De todas las opciones trata de irte por la más simple, que seguramente también será la más sana.
  3. Simple y efectivo. antes de salir a comer fuera, comete una frutita antes. Come media manzana, verduras o trocitos de chocolate negro, esto te va a ayudar a no empanturrarte de comida.
  4. Proteínas. Carne, el pollo y los pescados acompañados con una ensaladita simple son la solución práctica y simple para controlar el hambre.
  5. No picar. Lo más normal es que mientras esperas el plato principal se presenten algunas pequeñas entradas, no te las comas. Decir No a todo alimento muy grasoso o salteado en algún tipo de aceite o manteca.
  6. Caer en la tentación. Si no puedes evitar el picar, elegí algo saludable;tipo un guacamole por ejemplo.

 

Recordá que una dieta no es privarte de los alimentos, sino una forma de mejorar tu vida a través del consumo balanceado de comida.