Cómo reducir tus gastos con estos 5 cambios de hábitos

Hay hábitos diarios que, sin que nos demos cuenta, afectan nuestra economía más de lo que creemos. Si estás buscando maneras de reducir tus gastos y aumentar tus ahorros, te damos 5 cambios de hábitos diarios que harán la diferencia.

 

  • Cuida y valora lo que ya tienes

Seguramente has tenido que decidir qué hacer con alguna prenda de ropa rota, una cartera a la que se le rompió el cierre o algún otro objeto de tu hogar. La respuesta más fácil es tirar y comprar una nueva por pereza encontrar el tiempo y quien nos ayude a arreglar tal objeto.  A lo largo del tiempo, esto supondrá un gasto que podrías haber evitado. Lo ideal es que aprendamos a cuidar los objetos que ya tenemos en nuestro haber, y arreglarlos en caso de que tengan algún defecto en vez de comprar uno nuevo.

 

  • Planear tus comidas para no desperdiciar alimentos

Es muy común en nuestras vidas atareadas no registrar los alimentos que tenemos en la nevera, al punto de que terminen de vencerse antes de que los consumamos. En estos casos, tiramos mucha comida que compramos, lo cual no es eficiente ni ecológico ni económico. Compra lo que vayas necesitando y hazte un plan de comidas semanal, de esta forma darás uso a todo lo perecedero.

 

 

  • Ten presente las dosis de lo que consumes

Una muy buena forma de ahorrar es ser consciente de cómo dosificamos nuestros productos. Puede ser desde un producto de limpieza hasta el aceite esencial que utilizamos para el difusor para irnos a acostar. Con solo volvernos conscientes de cómo utilizamos los productos verás lo mucho que puede impactar en tu economía mensual.

 

  • Usa la lavadora con mayor cuidado

Otra manera de ser más eficientes con los gastos del hogar es ser eficiente con los lavados de ropa. El detergente y el suavizante son productos muy caros, aunque no lo parezcan. Así, hacer un consumo responsable de ellos puede suponer un ahorro importante. Cuidemos nuestras prendas y analicemos antes de ponerlas en la bolsa de lavado si realmente es necesario lavarlas después de un leve uso.

 

  • Evalúa tus gastos semanalmente y mensualmente

Uno de los mejores hábitos que puedes adoptar es tomarte una hora semanal para reveer tus gastos y consumos semanales. La idea es analizar cuán eficiente estamos siendo con nuestros gastos y si hay algo por lo cual estamos pagando sin que lo estemos usando (puede ser por ejemplo una suscripción que no estamos utilizando). Revisar nuestro presupuesto semanalmente nos ayudará también a llegar mejor a nuestros objetivos mensuales.