Como NO engordar en las fiestas

Con todas las cosas deliciosas que se preparan en las épocas navideñas, además de los encuentros de fin de año del laburo, los amigos, la familia, es casi, casi imposible no engordar,  parece que solo de sentir el olorcillos de las comidas ya engordamos, pero a no desesperar acá te traemos unos tips para NO engordar en las fiestas.

 

Tomar agua antes de llenarte la panza con comida

Para mantenernos siempre en un peso equilibrado tenemos que tomar un vaso de agua media hora antes de las comidas.

Esto nos ayuda a activar la función digestiva y a comer con menos, de manera más tranquila, ¡el agua calma la angurrienta que hay en vos!

Además, tomar agua en ayunas y fuera de las comidas depura el organismo y activa el metabolismo para quemar más calorías, ¿podés pio creer? A no ser kaigue a la hora de tomar agua.

Lo ideal según los nutriólogos y expertos de la salud es tomar un litro y medio de agua al día para no engordar y combatir la retención de líquidos que también nos hace aumentar de peso.

 

Masticar bien los alimentos

¿Cómo podemos controlarnos si tenemos en frente una gran variedad de aperitivos y comidas suculentas, pero también muy calóricos?

En vez de obsesionarnos con no comer, lo que podemos hacer es concentrarnos en masticar bien cada bocado, sí o sea no tragues todo rápido para comer más.

Masticar los alimentos hasta que sean casi líquidos ayuda a digerirlos mejor, a obviamente a saciarnos antes y a comer menos, nada de andar tragando por ahí.

 

Y por último equilibrar las comidas

Aunque son varios días de fiestas y comilanzas, tenemos la posibilidad de equilibrar las comidas a lo largo del día.

O sea, si tenemos una comilanza de celebración al mediodía, a desayunar y cenar ligero, pero sin matarte hambre.

Para el desayuno son excelentes los batidos verdes o las ensaladas de frutas, un buen mamoncito con café te llena la panza y te da paz también, mientras que para cenar unas sopas cremas de verduras que podemos consumir frías cae bien.

 

¡Comé de todo pero siempre con medida!