Cómo mantener tus piezas de cobre en buen estado

Las piezas de cobre son el toque de estilo ideal para nuestros hogares y ha sido siempre parte de los elementos clásicos de la decoración.  Ya sea como parte del mobiliario o bien en pequeños detalles como lámparas, marcos de fotos, macetas, grifería, incorporarlo en nuestros ambientes siempre es una buena idea. Sin embargo, si no lo conservas correctamente, el cobre puede comenzar a opacarse y perder su brillo. Por eso te vamos a enseñar 5 trucos para limpiarlos y conservarlos siempre brillante.

 

  1. Limpieza rápida:

Haz una mezcla de detergente diluido con agua muy caliente o una mezcla de vinagre blanco con bicarbonato de sodio. Mezcla bien, empapa un algodón con con ambos productos y aplícalo sobre la pieza del cobre.

 

  1. Limpieza mensual:

Frota el objeto de cobre con limón y cepíllalo con zumo de limón. Para terminar, limpia el limón con agua tibia. Te asombrarás con el brillo de tu pieza preferida de cobre.

 

 

  1. Para darle brillo:

Para devolver el brillo a tus objetos de cobre, otra manera de lograrlo consiste en hacer una pasta con harina, vinagre y sal gruesa. Mezcla bien hasta formar una masa homogénea y frota tu objeto de cobre con un paño. Al terminar, limpialo con agua y un trapo seco.

 

  1. Para mantenerlos en buen estado:

Para limpiar los cobres utiliza un cepillo de cerdas suaves y agua jabonosa. Lávalo y dale brillo con un trapo limpio.

 

 

  1. Otro tip:

Si no tienes los ingredientes que mencionamos en los puntos anteriores, otro truco para dar brillo a tus cobres es pulir el objeto frotándolo con un periódico hecho una bola.