Como la independencia financiera ayuda en la lucha contra la violencia doméstica

Muchas nos preguntaremos de seguro que tiene que ver ser financieramente independiente con la violencia doméstica, puede ser medio un sin sentido, pero mucha calma en esta hora, te vamos a explicar como una cosa se relaciona con la otra.

Paraguay es uno de los paises con un aumento considerable del abuso doméstico, en los últimos años las cifras solo se han incrementado y eso que estamos viviendo en tiempos modernos, abrimos el diario y aparece o alguna noticia de violencia doméstica o feminicidio, que significa asesinato de mujeres en contextos marcados por la desigualdad de genero, aunque mucha gente quiera desmerecerlo como tal. Nuestro país es marcadamente machista y muchas mujeres de hecho educan a sus hijos en ese contexto, lo que a futuro muchas veces se traduce en violencia doméstica.

¿Pero qué tiene que ver una cosa con la otra? Que una mujer que es independiente económicamente tiene autonomía sobre si misma. Por lo que esto a su vez le brinda la oportunidad de cambiar el rumbo de su vida y la de sus hijos, la indenpendencia financiera empodera a la mujer.

La independencia financiera es una herramienta importantísima en la lucha contra el abuso doméstico, en la mayoría de los casos la violencia doméstica tiene un componente esencial que es el abuso financiero, esto es cuando la pareja le dice a la mujer “andate, andate si que, que te dejo sin ni un guaraní, quiero ver como le hacés para pagar tus cuentas” en otros países esto es catalogado como violencia patrimonial; existe también el caso donde el marido no quiere que la esposa trabaje, y la mujer es forzada a andar mendigando dinero para comprarse algo que necesita o que los hijos están necesitando, esto perjudica grandemente la autonomía de la mujer, que es lo que por lo general el abusador quiere.

Es con base en ese poder financiero, que el abuso y la violencia doméstica se perpetúan. Al final de cuentas cómo es que una mujer va a poder dejar un relacionamiento, si no tiene condiciones de mantenerse tanto así misma como a sus hijos.

Por eso es importante que las mujeres no caigámos en ese cuento de que nuestro marido nos va a dar todo, no son todos los casos en los cuales ocurre violencia, pero siempre es importante que nosotras mujeres tengamos nuestra platita para cualquier eventualidad, no nos durmamos sobre los laureles, estemos siempre preparadas e independientes económicamente hablando para poder enfrentar cualquier adversidad.

Déjanos tu comentario