COMO DARSE CUENTA DE ESOS PATRONES QUE LLEVAN A UNA MALA RELACIÓN

Siempre nos hablan sobre todas estas elecciones simples que podemos hacer para mejorar nuestras vidas. Se nos dice que digamos lo que necesitamos decir, se nos dice que dejemos de preocuparnos por todo, se nos dice que abandonemos esa relación. No es necesario decir que no escuchamos todas estas cosas, sino que queremos darnos un golpe porque eso es lo que hemos estado tratando de hacer todo el tiempo. Claro está que es mucho más complicado que eso porque si realmente
fuera así de fácil, ya lo hubiésemos hecho.
Estas decisiones nunca vienen solas; Tenemos que tomar una serie de decisiones difíciles cada momento de cada día para alcanzar estos resultados. El verbo elegir hace que parezca que tenemos conciencia de todas las pequeñas elecciones que
hacemos, pero no lo hacemos. Parece que tenemos el control, pero ese tipo de control tiene que desarrollarse con el tiempo con una mayor conciencia.
Por ejemplo: tenes una pareja que arruinó tus planes sin mucha explicación. Estás razonablemente enojado, molesto y tal vez le expreses esto o tal vez no. X te dice que tal vez podría aparecer más tarde esa noche, y vos estás de acuerdo porque realmente queres verlo. X está todavía está haciendo tiempo para ti, como decirle que no ¿no? Resulta que sus planes duraron más de lo que esperaba, por lo que también elimina los planes 'quizás'. Entonces te sentís decepcionado, pero bueno, se verán en otro momento cuando X esté más disponible.
Este que leíste recién, es un escenario demasiado común. (Me ha pasado)
Durante un período de tiempo, este tipo de comportamientos tienden a compilarse en malos patrones de relación. A veces las personas tienen que reprogramar o cancelar planes y eso es completamente entendible. Uno de los principales problemas que
vemos en este escenario es que la persona sigue tomando pocas decisiones y comunica que está bien que lo trate así porque estará allí para hacer lo que sea cuando sea. Te vas a acomodar sin importar que tenes.
Entonces, ¿Qué pasa? La persona: no experimenta consecuencias negativas por sus acciones, no aprende a respetar tu tiempo, y comienza a verte como prescindible.

HOLA DATE CUENTA, como yo me estoy dando cuenta de cosas mías ahora, jajaja. Uno tiene que empezar a tomar conciencia de todas esas pequeñas elecciones que ocurren dentro de las relaciones. Estos forman la base de esa relación y son cada vez más difíciles de cambiar con el tiempo. En el ejemplo que vimos una buena forma de actuar hubiera sido decirle a esa persona como se sentía con esas actitudes que encima después, hizo otros planes para tener una noche maravillosa. Es importante no depender en ninguna persona, excepto de vos mismo, para asegurarte de ser feliz y pasar buenos momentos. MUY IMPORTANTE Y DIFÍCIL DE LOGRAR, más que nada cuando convivís, te separas y empezas una nueva relación.

El mejor camino a tomar en esta situación es darse cuenta de todas las veces esas pocas elecciones en el pasado establecieron los estándares para la relación, pero también reconocer que esta puede no ser una relación que valga tu tiempo y energía.
Acá me parece muy importante agregar algo que a todos nos duele pensar cuando uno cree estar feliz en la relación que es: darse cuenta de que esta relación no está a la altura de sus estándares. Claro está que las relaciones son infinitamente complejas y hay muchos comportamientos, incluidos los comportamientos abusivos, que de ninguna manera son culpa de alguien. Pero acá estamos tratando de enfocarnos en los lugares donde tenemos control, cómo construimos sobre patrones de relaciones poco saludables y cómo nos atascamos en relaciones que son malas para nosotros.

Muchas veces el otro no es consciente del daño que causa. Es real que es imposible para ellos fingir lo que está pasando si le has expresado directamente cómo el comportamiento que está teniendo te hace sentir. Si le decís:

Cuando arruinas los planes conmigo, me hace sentir molesto, me pongo mal pero no me importa" y siguen teniendo ese comportamiento y / o inventando excusas para ese comportamiento, en parte están de acuerdo con hacerte sentir de esa manera.

A veces somos completamente conscientes de que nuestras parejas nos han lastimado y continuarán haciéndonos daño, sin importar lo que digan, pero seguimos tomando decisiones que no son lo mejor para nosotros.
IMPORTANTE es no olvidarse que somos principalmente criaturas emocionales: ¿Por qué tomamos estas malas decisiones? ¿Por qué seguimos en malas relaciones? Una respuesta simple es que las mejores elecciones que podemos hacer por nosotros
mismos a menudo pueden ser dolorosas, nos pueden dar miedo y pueden ser incómodas. Tanto así que se sienten como decisiones equivocadas.

Déjanos tu comentario