Casada casa quiere

El sueño de toda pareja de novios es un día casarse y tener su casa propia, y sus cosas, pero muchas veces el sueño de la casa propia es a muy largo plazo, y si van a esperar a juntar la plata para comprar su casita, el tiempo puede pasar demasiado rápido y si se demoran demás en concretar algunas cosas, otras cosas pueden resultar difíciles, como por ejemplo tener hijos.

Muchas veces la idea de irse a vivir a la casa de los suegros puede parecer algo interesante, ya que al no pagar alquiler, juntar la plata para la casa puede ser más rápido y más fácil, pero ojo, este es un gran error que pueden poner en peligro el buen andamiento del matrimonio. La casa de tus suegros y de tu marido no es tu casa, y aunque te hagan creer lo contrario con el tiempo te vas a dar cuenta que las cosas no son tan sencillas como parecen.

Primero al estar en casa ajena, cualquier decisión que vayas a tomar, ya sea de comprar un mueble, o tener una mascota tiene que ser discutido entre todos, nunca vas a poder tomar decisiones sola o en pareja, porque al final quienes tienen que permitir que algo suceda en su casa, son los dueños de ella y en este caso son tus suegros.

La intimidad con tu marido va a ser medio rara, porque como que están compartiendo la casa algunas cosas serán limitadas, y el pensar que en la pieza de al lado están tus suegros es un mata pasión total.

Cada dueño de casa tiene su propia rutina y vos vas a tener que adaptarte a la rutina de la casa, y a las reglas de la casa, además las suegras pueden ser muy buena onda pero tienen ojo de águila para cualquier cosa que esté fuera de su orden habitual, y como si esto fuera poco vos no te podés dar el lujo de hacer lo que se te cante, porque obvio, hay que respetar la casa ajena, eso es algo que debe ser una ley, imaginate vos como dueña de casa estando en una situación similar, te prometo que no te va a gustar.

Invitar a tus amigos a la casa, puede ser algo estresante, ya que como no es tu casa, primero tenés que pedir permiso por así decirlo para organizar algo con tus amigos, y segundo tenés que cuidar cada detalle del comportamiento de tus amigos para que no se vayan de mambo y todo quede para la china, porque te prometo que si no te lo dicen te lo van a hacer sentir.

Este tipo de situación puede crear bastante desgaste en la pareja y a la larga la convivencia no será placentera, el sueño de la casa muchas veces va a estar más lejos que cerca, y nunca las decisiones serán de a dos, siempre serán de a cuatro.

Ideal es que si no pueden todavía comprar una casa, se vayan a vivir a un lugar que sea solo de ustedes, por más pequeño que sea es siempre mejor empezar con algo donde estén solo ustedes, la idea de vivir de “arrimados” en la casa de los suegros, nunca será una buena idea.

Déjanos tu comentario