Canastos de botellas recicladas

Las botellas de plástico son parte de nuestro día a día, si calculo en una semana cuantas botellas plásticas he juntado son como 14 de las de litro y litro y medio, más las botellitas de agua de medio litro que voy acumulando cada vez que salgo de casa (es importante hidratarse bien), al final del mes son demasiadas, infelizmente el plástico tarda siglos en desaparecer, y no hay mucho que podamos hacer, porque el consumo de cosas en contenedores de plástico el altísima, para no desaprovechar tanto plástico una idea que me pareció ingeniosa es hacer unos canastos.

 

Con un poco de imaginación, creatividad, un par de tijeras podemos hacer lindos canastos que pueden ser utilizados para colocar ropa sucia por ejemplo, o juguetes o almacenar lo que se te ocurra de forma ordenada y bien prolija.

 

Los materiales que vas a necesitar son:

  • Botellas plásticas
  • Cartón grueso (puede ser una cajita de cartón del tamaño que quieras)
  • Cinta adhesiva
  • Tijeras

 

El primer paso aquí va a ser cortar las botellas plásticas en tiras, el grosor de las tiras depende de cuan anchas las quieras, luego para conseguir la forma que querés, lo que vas a hacer es un molde firme con el cartón grueso o directamente la cajita que elegiste la vas a usar como molde. Sobre este molde vas a tejer el canasto.

 

La cinta adhesiva vas a usar para fijar las cintas en el comienzo, porque si no se salen. El primer paso es cubrir el fondo con cintas, una pegada a la otra y hacerlas subir por los lados hasta el borde superior del molde de cartón, donde vas a fijar por dentro con cinta adhesiva. Los laterales se sujetan gomitas alrededor del molde, para que las cintas se te queden bien más rectas.

 

Luego vas a entrelazar el fondo con cintas perpendiculares a las que pusiste en el inicio. El tejido lo vas a realizar pasando una vez por encima y otra por debajo,  mientras que la fila de al lado va a ser del revés, por abajo y por encima, así el entramado va tomando forma.

 

El borde superior se termina tejiendo el sobrante de las tiras que quedaron dobladas hacia adentro, por el lado interior del cesto con tiras más finitas y listo, ¡tenés un lindo canasto de botellas recicladas!.