Cambios de hábito que ayudan a mantener al colesterol a raya

Existen dos tipos de colesterol, el HDL comúnmente conocido como el Colesterol Bueno, y el LDL también conocido como el colesterol malo. Cuando tenemos exceso del segundo tipo, éste puede generar diversas complicaciones para la salud cardiovascular,  e inclusive puede causar la muerte. Para evitar esos problemas existen hábitos que nos pueden ayudar a prevenir o en el caso de quienes ya saben que el colesterol se les fue a las nubes, a mantenerlo a raya, fijate aquí:

Optá por el aceite de oliva. A pesar que éste es un tanto calórico, dos cucharas soperas por día de este tipo de aceite no solo ayuda a disminuir el colesterol malo, sino que ayuda a aumentar el colesterol bueno. Todo eso ocurre gracias a los antioxidantes como las grasas monosaturadas y la vitamina E presente en este aceite. Ojo no usarlo para hacer frituras.

Cambiá la carne roja por pescados. La carne de pescado tiene grasa buena del tipo insaturada, que reduce los niveles de colesterol y triglicéridos en la sangre, además estas grasas buenas, evitan la formación de coágulos que pueden obstruir vasos, pudiendo causar un infarto. Los ácidos omega 3 están presentes en pescados como el salmón, trucha y atún.

Practicá ejercicios. La práctica de ejercicios de forma regular es una manera eficaz de quemar la gordura corporal, reduciendo así el colesterol malo, además entrenar ayuda a perder peso , controlar la diabetes y la presión alta que son problemas que acompañan comúnmente a quien tiene el colesterol malo muy elevado.

Empezá a comer fibra. Las fibras no pueden quedar fuera del menú de quien está con el colesterol alto. Primero porque ellas disminuyen la absorción de gorduras, reduciendo así el nivel de colesterol malo.  Preferir siempre alimentos integrales y consumir frutas con cáscara siempre que sea posible.

Largá el pucho.  Fumadores naturalmente tienen más chances de tener problemas cardiovasculares. En el caso de tener el colesterol alto, el cigarrillo acelera la aperción de arteriosclerosis, acumulación de sustancias grasosas en las arterias, y de paso aumenta la probabilidad de un infarto por causa de la mala circulación.

Siguiendo estos simples cambios de hábitos, te asegurás una vida mucho más saludable y larga, porque la vida es para disfrutarla a pleno, no llena de achaques.

Déjanos tu comentario