Calmá el llanto de tu bebé en seis pasos

Puede llegar a ser una situación muy angustiante para los padres, que ya, con la llegada de un bebé pasan por situaciones de estrés, cambios y cansancio. Antes que nada calma, si no podes estar calmada pedile ayuda a alguien con más experiencia. Lo que no es recomendable es darle infusiones tranquilizantes ni medicamentos para calmarlo ya que puede ser contraproducente para su salud.
A continuación te mostramos como comprender a tu bebé para poder calmar su llanto de la mejor manera.

Paso 1. Relájate

Tu hijo es un ser muy sensible y puede sentir cuando te pones nerviosa o preocupada. Es por esto que lo mejor que podes hacer es mantener la calma para así poder tranquilizar al bebé.

Paso 2. Encontrá la causa del llanto

Existen varias razones que llevan al bebé a llorar, a veces puede ser por hambre, o quizás necesita un cambio de pañal, puede ser que tenga sueño, o también puede ser que está incómodo con la temperatura o con el exceso de ruido a su alrededor.
Si al controlar estas variables, tu bebé aún sigue llorando, pudieran ser cólicos después de tomar su fórmula, dolor de oído, picadura de algún insecto o dentición. De todas maneras, lo ideal sería llevarlo junto al pediatra para identificar la causa de tanto llanto.

Paso 3. Dale de mamar

Si tu bebé aún se encuentra en la etapa de amamantar, darle el pecho también es una solución muy práctica. Además de alimentarlo de la mejor manera, también lo tranquiliza. Hay que recordar que la lactancia materna, siempre le transmite al bebé, el calor y la seguridad de la madre. El contacto piel con piel y el sonido del corazón de la mamá es la mejor manera de parar el llanto de un bebé.

Paso 4. Entregale un objeto para distraerle

A partir de los seis meses de edad, puedes distraer a tu bebé con la ayuda de algún objeto, un juguete con música, o un sonajero que le ayude a olvidarse del llanto.

Paso 5. Fijate en la ropa que usa

La piel del bebé es muy sensible al tacto con la ropa. Es por esto que es de suma importancia verificar que el tejido de la ropa no le esté dando algún tipo de alergia. Para esto, debes de retirar toda la ropa y revisar el cuerpo de tu bebé. Después, examiná la prenda y fijare si el tejido no es muy áspero o que tenga etiquetas que puedan raspar al bebé. Otro punto a considerar es el de ver si la ropa no le queda muy ajustada y le esté cortando la circulación, esto a veces sucede con los pañales, medias y los zapatos.

Paso 6. Aplicá la técnica del Dr. Hamilton “The hold”

Esta es una técnica de cuatro pasos, recomendad para calmar a los bebés de hasta tres meses. Para realizarlo debes seguir estos sencillos pasos:

Levantá al bebé boca abajo y doblá sus brazos con cuidado, aprentándolos contra su pecho.
Coloca tu mano sobre sus brazos, asegurando de esta manera que se mantengan en esa posición.
Sujetá las nalgas del bebé con la otra mano. Utilizá la palma de la mano, no los dedos.
Colocá al bebé en un ángulo de 45 grados y mécelo suavemente. El movimiento puede ser hacia arriba y abajo o agitando al bebé delicadamente. Es muy importante, evitar los movimientos bruscos.

Déjanos tu comentario