Aprender a elegir nuestras propios batallas

Como mujeres sabemos que somos responsables de nuestro propio comportamiento y las situaciones de nuestro entorno se ven afectados por ello solamente cuando le damos poder. ¿Que quiere decir esto? Todo aquello que piensas y dices se convierte en un comportamiento humano y cada palabra que digas o acción tomada, serán tu propia responsabilidad. Eres la única responsable de que te afecten las situaciones externas, si decides no prestar atención a un problema de índole no personal esto no debe afectarte en un futuro.

Si eres una mujer que ha tomado la decisión de luchar por lo tuyo, felicidades. El paso más difícil es aprender a elegir tus propias batallas, recuerda que no puedes ir por la vida luchando por diversas áreas. Es necesario que mantengas un propósito por lo cual vas a seguir adelante, manteniendo esto siempre en mente, te aseguro que vas a triunfar.

Tomar decisiones asertivas

La toma de decisiones en nuestras vidas marcan una diferencia en nuestro presente y futuro. Al momento de elegir nuestras batallas es necesario mantenernos calmadas y analizar la situación tomando en cuenta todos los beneficios o conflictos que esto puede generar en nuestras vidas.

Para la buena toma de decisiones en aprender a elegir tus propias batallas es necesario contar con los siguientes consejos:

  • Pensar: Es necesario que pienses antes de actuar, analiza la toma de decisión y si en verdad vale tu tiempo esa batalla.
  • Evita atacar a tus oponentes: Cuando tratas de cumplir tus sueños, siempre van a existir personas que te dirán que no eres capaz. Ese tipo de palabras deben impulsarte a tomar decisiones que mejores tu crecimiento personal, trata de ver el lado bueno y ignora a las personas que no te quieren ver surgir.
  • No te dejes llevar por la emoción del momento: Las emociones del ser humano es algo natural, pero no en base a ello debemos tomar decisiones. Es necesario que para toma de decisión te mantengas en un estado mental neutro.

No pierdas el enfoque en tu vida

Cuando una mujer es visionaria y se mantiene enfocada siempre va a poder llevar a cabo con disciplina sus batallas y salir victoriosa al final. Recuerda que la actitud antes las batallas es la mejor arma que puedes poseer.

Déjanos tu comentario