Aprende a utilizar feng shui en tu hogar para elevar la energía

Nuestro hogar mucho más que el lugar donde vivimos. Es donde nos conectamos con nuestra familia y amigos; donde contamos nuestra historia a través de objetos; donde podemos descubrir nuevas pasiones y también una forma diferente de lidiar con el tiempo. Ahí es donde sucede la vida, ahora más que nunca. 

 

Probablemente hayas oído hablar del Feng Shui en algún momento, pero ¿Sabías que esta antigua práctica china puede contribuir a mejorar tu vida ahora? Cuanto más caótico es el mundo exterior, más personas buscan el bienestar en el hogar; por eso es tan importante que nuestro hogar vibre con la mayor frecuencia posible. Actitudes simples como ordenar los cajones, reemplazar una lámpara quemada o cambiar un lugar ya pueden tener un efecto beneficioso en el estado de ánimo de la casa.

 

Feng Shui sostiene que los espacios deben cuidarse constantemente, con cariño, organización y ligereza. Aplicar Feng Shui puede ser mucho más fácil de lo que piensas, y lo bueno es que no tienes que cambiar toda la decoración para armonizar los ambientes. ¿Quiere saber más sobre esto? Entonces mira estos tips que te damos que pueden ayudarte a conocer más sobre el Feng Shui

¿Cómo define el Feng Shui?

El Feng Shui es un antiguo sistema de conocimiento de origen chino que nos ayuda a mantener la armonía a nuestro alrededor y consecuentemente dentro de nosotros. El Feng Shui es como un estilo de vida: al contemplar e interactuar con tu entorno desde esta perspectiva, queda claro cuánto dice de ti, y esta conciencia es como un despertar que te inspira a rodearte de lo que es bueno para ti, que vibra a tu favor. Cuando cambias algo a tu alrededor, algo cambia también dentro de ti, y esta acción de Yin Yang (dentro / fuera) es una de las bases del Feng Shui.

 

¿Cómo contribuye el Feng Shui a mejorar la energía del hogar?

 

El Feng Shui nos recuerda que el hogar, como nuestro cuerpo, es un organismo vivo que necesita cuidados y cariño, y que el desequilibrio en ese lugar abre el camino a la enfermedad. El análisis de Feng Shui detecta y corrige puntos de estancamiento o escape de CHI, la misma energía que fluye por los meridianos de nuestro cuerpo y que también se puede armonizar mediante la acupuntura. Por esta razón, el Feng Shui ya ha sido citado como la acupuntura de espacios. El cambio de energía cuando comienzas a aplicar los conceptos del Feng Shui es inmediato, la sensación es que la casa comienza a “respirar” mejor y esto se refleja de manera positiva en varios aspectos de la vida.

 

¿Cuál es el primer paso para aplicarlo en casa para quienes no están familiarizados con el tema?

 

El primer paso es agradecer por tu hogar. A partir de ahí, respeta tu intuición y trata de deshacerte de acumulaciones, ya sea ropa u objetos que no usas. Vende, intercambia o dona lo que está en buenas condiciones, practica la eliminación consciente y recuerda que el planeta también es nuestro hogar. Observa y evalua si están en condiciones las partes eléctricas e hidráulicas, así como las puertas y ventanas, que deben abrirse y cerrarse fácilmente, sin ruido. En esta acción, aprovecha también para deshacerte de esos ruidos internos, como pequeñas heridas, aprensiones, preocupaciones excesivas y apegos excesivos.

 

Piensa en acercar la imagen de tu hogar a lo que quieres vivir, vibrando en la misma frecuencia. Muchas veces sin darnos cuenta, nos acostumbramos a situaciones y actitudes que minan nuestra energía, ya sea por mantener la puerta rota de un mueble que solo tú sabes cerrar o usar solo dos de los quemadores de la estufa porque los demás no funcionan. Sin darse cuenta, las ideas sobre la escasez se están convirtiendo en algo común a diario. Es importante recordar que atraemos a nuestras vidas la frecuencia con la que vibramos. La naturaleza es abundante, viva y majestuosa, y esta es la frecuencia con la que sintonizamos a través del Feng Shui.