Angie Paiva y un poco de nutrición

Angie es como todas nosotras una paraguaya cuyos sueños siempre tuvieron que ver con ayudar a los demás y ella lo hizo a través de la salud. Desde chica creció rodeada de bioquímicos y farmacéuticos (padres y hermanos) así que no le fue ajena esta área. Hoy con 31 años de edad se dedica a ser nutricionista.

 

Su madre desde chica la inspira a esforzarse y emprender en el mundo de los negocios y su padre, la tranquilidad hecha persona, le inculcó la responsabilidad y compromiso con los demás. Fue así que nació una pasión y la llevó a ser excelente en la universidad estudiando dos carreras a la vez. Hoy en día atiende a sus pacientes de 9 a 12 pero antes va al gym, luego da una pausa al medio día para compartir con su novio cocinando algo rico y saludable, luego vuelve al trabajo de 15 a 20hs.

 

Hablamos con ella y le preguntamos sobre la importancia de la nutrición y algunos consejos de los métodos actuales para ser saludable. Esto es lo que nos contó:

 

¿Quiénes van a la nutricionista?

Hace 8 años atrás, cuando arrancaba en esto, las consultas eran exclusivamente de personas con sobrepeso/obesidad que buscaban perder obeso o corregir un problema de salud. Hoy en día el número de personas que busca a un profesional de la salud para simplemente aprender a comer saludablemente aumenta más y más.

 

¿Podemos nosotras cambiar nuestros hábitos?

Cambiar los hábitos definitivamente es posible. Apuntar a una alimentación equilibrada y sostenible es el objetivo. Lo ideal es que cada paciente tenga como tarea descubrir en las consultas sus debilidades y en quipo, encontrar estrategias para su beneficio.

 

¿Cirugía bariátrica?

Otro método de cambio para personas con obesidad es la cirugía bariátrica cuyos beneficios pueden ser muy buenos. La operación está indicada en obesidad o bien en sobrepeso con patologías asociadas a los malos hábitos (diabetes, hipertensión, dislipidemias, etc.) De hecho, en el año 2015 cursé un Postgrado en Cirugía Bariatrica (Universidad de Favaloro) debido a la alta demanda de pacientes buscando aprender a manejarse en el postoperatorio y durante el resto de sus vidas con un estomago más pequeño. Hay que entender que no existe magia, durante el descenso de peso se deben trabajar los hábitos  para que la cirugía no sea un nuevo fracaso y se vuelva a recuperar todo el peso perdido.

 

¿Comer bien es más caro?

Es un gran mito! Si bien es cierto que las frutas y verduras en Paraguay tienen un costo más elevado, no se comparan con el precio de la carne y de todo lo que gastamos en la calle comprando “de paso”. Hay que saber comprar, elegir frutas y verduras de estación, son más baratas; no llenar el carrito con productos light, diet, gluten free, sugar free tan costosos e innecesarios. Lo ideal es elegir lo de siempre, pero controlar porciones. Tengo pacientes que aprovechan la comida que les incluye la oficina, un guiso o un tallarín, pero se llevan de casa unas verduras crudas o cocinadas y las comen en la mitad del plato; se sirven media porción de guiso con media de verduras y bajan de peso sin gastar demasiado.

 

¿La Alimentación debe cambiar con la edad? y si es así, me podrías dar algunos ejemplos?

Es verdad, con el paso del tiempo vamos perdiendo masa muscular y nos volvemos un poco más sedentarios. Las mujeres somos más propensas a éstas variaciones, sobre todo al acercarse el climaterio que es donde vamos sufriendo modificaciones corporales que requieren un reajuste de la alimentación. La clave, en todo momento, es mantenerse activo y raciones moderadas.

 

 

Luego de estos útiles consejos de despidió de nosotras con el siguiente mensaje:

Muchas gracias a Gloriosas de Claro por el espacio y la oportunidad. Me gustaría decirles a todas las mujeres paraguayas que el éxito y la realización en el ámbito personal o profesional se construyen con esfuerzo y dedicación. ¡Si dejamos de pedalear, nos caemos de la bicicleta! Para llegar a la meta hay que intentar todos los días avanzar un poco sin perder de vista el objetivo principal.