“Botox” casero hecho con maicena

Bien o mal todas a todas las mujeres nos cuesta aceptar que nuestra belleza no es la misma a medida que envejecemos y siempre luchamos contra las arrugas y marcas que nos aparecen con el tiempo, muchas acuden a las cirugías plásticas y otras a productos de belleza de un costo inalcanzable para muchas de nosotras, de igual manera existen en la naturaleza elementos que nos pueden ayudar a dejar nuestra piel impecable y mucho más saludables.

Además de mantener una dieta saludable, podemos invertir en tratamientos naturales con óptimos resultados, uno de estos tratamientos que te traemos hoy es el “Botox casero” que es una mascarilla hecha de maicena.

Esta mascarilla previene el envejecimiento prematuro de la y trata los tejidos ya dañados por el paso del tiempo, además es apta para todo tipo de personas, ve como prepararla aquí:

  1. Mezclá la maicena con medio vaso de agua, aproximadamente 50 ml, hasta dejarla completamente diluida, luego el resto poné a hervir aproximadamente 100 ml de agua y adicionale la maicena diluida, tan pronto cuanto el agua comience a hervir.
  2. Después de hervir sacá la preparación del fuego y esperá enfriar, adicioná una zanahoria rallada y yogurt natural e mezclá todo bien hasta quedar una pasta homogénea. Si tenés la piel grasa substituí el yogurt por crema de leche.

Para aplicar la mascarilla, lávate bien el rostro con agua fría y que en tu piel no queden residuos ni de maquillaje ni de cualquier otro producto.

Aplicate la mascarilla primeramente en el cuello con movimientos verticales de abajo para arriba, podés usar un pincel para que te ayude en este proceso, seguidamente colocá la mascarilla en los cachetes y la frente hasta cubrir todo el rostro.

Hacete masajes suaves con el pincel durante la aplicación, dejá actuar por 15 minutillos e después enjuágate con bastante agua.

Realizá este proceso tres veces por semana y vas a ver como tu piel quedará radiante y gloriosa.