Aliviar el estrés: 5 formas de hacerlo ahora mismo

El estrés, el agotamiento físico y mental son comunes a la mayoría de las personas. Ya sea por conflictos en las relaciones familiares o por problemas profesionales, la ansiedad invade el cuerpo y la mente, elevando la presión arterial y provocando el desánimo. Sin embargo, es posible aliviar el estrés sin tener que recurrir a la medicación.

 

Para ello, existen algunas prácticas que se pueden insertar en la rutina y que provocan relajación. Aunque la situación de estrés no tiene día ni tiempo para suceder, es posible trabajar para deshacer sus efectos y encontrar el equilibrio. Te dejamos 5 consejos para lograrlo:

 

  1. Mueve el cuerpo todos los días

Una de las formas más conocidas de aliviar el estrés es la actividad física, ya que mover el cuerpo reduce las hormonas del estrés como el cortisol y ayuda a liberar endorfinas, sustancias que son analgésicos naturales y actúan para mejorar el estado de ánimo.

 

Además, el ejercicio físico incide directamente en la mejora del sueño, que siempre se ve afectado por la ansiedad, y también favorece la confianza y el bienestar mental .

 

 

  1. Practica ejercicios de respiración

El estrés provoca algunas reacciones en el cuerpo que están fuera de control, por lo que es posible sentir que el corazón late más rápido, la respiración se acelera y jadea.

 

Para recuperar el control, hay algunos ejercicios de respiración que se pueden aprender, desde respiración profunda, contando hasta cinco y exhalando hasta técnicas de respiración abdominal, acompasada o diafragmática. La respiración lenta y profunda hace que los pulmones y el vientre se expandan, esto ayuda a disminuir el ritmo cardíaco, generando más tranquilidad para el cuerpo y la mente.

 

  1. Escucha música relajante

Escuchar música hace que la mente y el cuerpo se relajen, ya que libera neuroquímicos en el cerebro, como la dopamina, que promueve el bienestar inmediato. Esta es también la razón por la cual la música se usa a menudo en las sesiones de meditación.

 

La música clásica o instrumental tiene un efecto reconfortante, ya que ralentiza el ritmo cardíaco, genera relajación y controla la presión arterial. Sin embargo, cualquier canción puede aportar tranquilidad y aliviar el estrés, basta con que cada uno elija el ritmo que más le gusta escuchar.

 

 

  1. Ten prioridades para aliviar el estrés

La procrastinación es la práctica de posponer las actividades que se deben hacer. Es muy común en personas que enfrentan momentos estresantes, ya que tienden a actuar de manera reactiva ante los problemas y las tareas diarias.

 

Esta actitud provoca ansiedad , por el deseo de terminar rápidamente lo que se ha aplazado. Para aliviar el estrés, en este caso, es importante crear el hábito de anotar las tareas del día en una lista organizada por prioridades y con plazos estipulados.

 

  1. Practica la regla de los dos minutos

La regla de los dos minutos es un método creado por el entrenador de fortalecimiento mental Andrew D. Wittman. Propone una pausa de 2 minutos siempre que la persona se encuentre en una situación estresante, para realizar un ejercicio mental en busca de una solución.

 

El objetivo es hacer que la persona no solo manifieste una reacción emocional ante el conflicto sino que, por dos minutos, trabaja para encontrar una respuesta viable para resolver el desafío, por imposible que parezca. Ejercitar el cerebro durante dos minutos aumenta la productividad, estimula el pensamiento lógico y alivia el estrés cerebral, ya que este método quita el foco del problema y te pone en la búsqueda de soluciones.