Alfombra persa: aprende a utilizarla para crear tus espacios de ensueño

Son atemporales, clásicos y aportan elegancia y refinamiento a los ambientes más diversos de la casa. ¿Sabes de lo que estamos hablando? De las alfombras persas. Este glamoroso artículo de decoración es reconocido mundialmente por su calidad, exclusividad y belleza. Son piezas únicas elaboradas a mano y que pueden tardar años en completarse.

Las alfombras persas se producen en Irán, un territorio que antes pertenecía a Persia. Los primeros registros históricos que se remontan al uso de estas alfombras datan del 664 al 250 a. C., cuando las antiguas tribus nómadas de Persia producían las alfombras para protegerse del duro invierno.

Incluso con toda la tecnología actual, las alfombras persas se siguen produciendo a mano. Para darte una idea de cuán completo es este trabajo, los artesanos tardan aproximadamente un año en producir solo un metro cuadrado de alfombra. Sin embargo, una alfombra persa puede durar más de cien años.

 

Cómo reconocer una auténtica alfombra persa

Una verdadera alfombra persa tiene características únicas que deben ser observadas cuidadosamente para que no corras el riesgo de comprar una imitación. 

La primera y más notable de estas características es el revés de la alfombra. Debe ser idéntico al frontal, con la diferencia de que los colores son un poco más suaves.

Las alfombras persas originales siempre se producen a mano. También observa el patrón de colores que prevalece en la alfombra. Las auténticas y clásicas alfombras persas toman solo tres colores: rojo, azul y amarillo.

Los materiales más utilizados para la confección de este tipo de alfombra son la lana y el algodón, aunque en algunas versiones también se utilizan hilos de seda.

Ahora bien, lo más importante para determinar la originalidad de una alfombra persa es su patrón visual. Las alfombras persas se realizan siguiendo el mismo esquema de diseño, comenzando por el borde secundario exterior, pasando al borde principal, luego al borde secundario interior, las esquinas hasta llegar al campo y, finalmente, el medallón central. 

Este esquema de diseño siempre va acompañado de figuras geométricas, medallones y flores.

 

Cómo usar la alfombra persa en decoración

Las alfombras persas son piezas que tienen un sesgo clásico y tradicional, por lo que armonizan muy bien con decoraciones de la misma línea. Sin embargo, aún es posible utilizar alfombras persas en propuestas de decoración modernas, explorando el juego de contrastes que se forma en el entorno.

 

Cómo utilizarla en tus espacios

 

  • Combinar lo clásico con lo moderno

 

Esto lo puedes lograr combinando pisos de madera, un sofá de cuero y una alfombra persa con sillas, mesas y marcos de estilo industrial.

 

  • Decora un espacio de paso

 

Las alfombras persas también se fabrican en formas ideales para pasillos o espacios de paso. Esta es una excelente manera de agregarle calidez a este espacio. 

 

  • Haz que sea la protagonista

 

Una de las formas más conocidas de utilizar la alfombra persa es utilizarla para cubrir grandes espacios como el living de tu casa. Puedes complementarla con piezas más neutrales para que sea la estrella de ese espacio.