Ahorrando energía, ahorrando dinero – Parte 1

En esta era moderna prácticamente todo lo hacemos usando energía eléctrica desde la planchita para el pelo hasta el horno eléctrico para hacer una tortita, todos los aparatos que generan calor son los que más consumen energía y por tanto consumen más platita de nuestras cuentas, acá te contamos cuales son los electrodomésticos que más consumen y cómo podemos solucionar eso.

Empecemos por la cocina, hoy en día aunque aún se usen las garrafas de gas licuado para cocinar, ya son muchas las casas que ya están haciendo uso de las placas cerámicas. Además es donde se concentra la mayor parte de electrodomésticos que más consumen.

Acá te traemos unos tips de como ahorra energía y plata a la hora de cocinar:

  • Aprovechá el calor residual a la hora de cocinar con las placas cerámicas
  • Si vas a hornear algo por más de una hora, es mejor no precalentar el horno
  • Tapar las ollas y cacerolas para aprovechar mejor el calor, en caso de uso de placas de cerámica.
  • Usá el microondas en lugar del horno eléctrico.

Como ya comentamos más arriba lo que más gasta energía son los electrodomésticos por ejemplo:

  • La heladera gasta 18% de tu consumo total de energía
  • La iluminación en la casa también consumo 18%
  • La heladera 18%
  • Calefacción 15%
  • La televisión 10%
  • Placas de cerámica 9%
  • Lavarropas 8%
  • Plancha 7%
  • Ducha eléctrica 5%
  • Horno Eléctrico 4%
  • Microondas 2%
  • Secadora de ropas 2%
  • Computadora 2%
  • Acondicionador de aire 2%

¿Cómo podemos hacer nuestro consumo de energía más eficiente y ahorrativo?

Comencemos con la heladera, a la hora de encontrar un lugar para ella tratar siempre que se pueda tratá de colocarla en un lugar donde circule aire suficiente entre la parte trasera de la heladera y la pared, así el motor no trabaja el doble y no se recalienta.

Además casi todos muchas veces hacemos unas cosas raras con la heladera, tipo esas veces que abrimos la puerta y nos quedamos paradas mirando su interior, tipo como que nos ayuda a pensar parece y acabamos cerrándola, bueno, evitar abrirla para cualquier cosa que no sea necesaria. Hay que comprobar también que las gomas aislantes de la puerta estén en buenas condiciones, porque si no se cierra correctamente el frío escapa y la heladera trabaja más.

Idealmente la temperatura dentro de la heladera no debería ser menor a 6º y – 18º en el congelador, si es que tu heladera no es esas chuchis que no hace nieve, tratá de descongelarla antes que se convierta en un iglú. Importante también es nunca colocar ningún alimento caliente dentro de ella, esperá que alcance la temperatura ambiente y luego guardá, aunque en nuestro país en verano la temperatura ambiente es de 50º, pero igual que no esté hirviente o si no va a arrasar con el consumo de la heladera.

En el próximo artículo te damos más tips de cómo ahorrar más y mejor.

Déjanos tu comentario