Absorbentes: Usos alternativos que nunca se te pasaron por la cabeza

Las mujeres y nuestro periodo tenemos una relación de amor y odio, y quien nos acompaña en estos momentos son los absorbentes que nos ayudan a sobrellevar este periodo del más de la forma más cómoda posible, vienen en distintos formatos y tamaños, y además de protegernos, también le podemos dar unos usos bastante creativos.

Pedicuro perfecto

Si sos de las personas tipo yo que resuelven las cuestiones de belleza en casa, a modo de economizar, los tampones o absorbentes internos pueden ser usados como distanciadores de dedos del pie. Cortados por la mitad, ubicalos entre los dedos para separarlos y hacer mucho más fácil el pintado y secado de las uñas.

Aguantar los tacos

Existe el dicho que dice “Para ser bella, hay que ver estrellas”. Sabemos muy bien cuan elegante nos puede dejar un zapato taco aguja y el sufrimiento que implica usarlos. Para aguantar el dolor que nos produce andar elegantes podemos usar absorbentes externos dentro de los zapatos como una especie de almohada, para que la planta de nuestros pies tenga un apoyo confortable y suave, lo que nos ayudará a que no sintamos esos dolores terribles de un día sobre tacos.

Protector de rodillas

Las apasionadas por la jardinería y pequeños trabajos en casa, pueden decirle adiós a los hematomas en las rodillas. Después de horas de trabajo arrodilladas, las rodillas se pueden hinchar y enrojecer, por lo que usar absorbentes a modo de rodilleras, podés adherirlos con adhesivo hospitalario y listo.

Reducir las marcas de sudor

Es un país donde la media de calor en verano es de 45º grados, los absorbentes externos pueden ser una buena opción para absorber el sudor debajo de los brazos, para evitar aquellas machas redondas en nuestra camisa o blusa. Aplicá el absorbente por dentro en la parte que queda justo en el sobaco y así vas a impedir que el sudor moje la tela de tu ropa y evitará también los olores desagradables.

Pies sudorosos

Si sufrís de pies sudorosos, una buena opción para absorber ese sudor extra que nos da olor a pata, especialmente cuando usamos chatitas o calzados que no se usan con medias, es un absorbente externo, colocalo dentro del calzado y listo.

Estos simples truquillos harán que los absorbentes se vuelvan nuestros mejores amigos, usá y abusá de ellos.

Déjanos tu comentario