7 cosas que tus hijos no olvidarán

Estas siete situaciones son dignas de pensarlas bien antes de actuar, porque tus hijos crecerán recordándolas.

1. Las experiencias que compartiste con ellos

Quizás tus hijos no recuerden hasta el último juguete que les compraste a lo largo de su infancia, o tal vez no recuerden todos los paseos a la heladería o al cine, pero ciertos momentos sí quedan grabados en la memoria, la mayoría son momentos no cosas, momentos compartidos, risas, llanto, sea cual fuere, tratemos de que sean positivos.

2. Las veces que dejaste tu celular de lado para prestarles atención

No hay nada mejor que lograr la atención de los seres queridos, hoy en día con tanta tecnología en cada rincón de la casa, a veces nos olvidamos de prestar atención a nuestros niños. El simple hecho de dejar de lado el celular y dedicarle un tiempo a los niños, no tiene precio. Ellos saben que tienen toda tu atención y eso les llena de felicidad y bellos recuerdos.

3. Tus palabras positivas

Frases como “eres lo mejor de mi vida”, “estoy orgullosa de vos” o “haces que esta familia sea especial” son palabras que estimulan la autoestima de tus niños desde temprana edad, les dan más confianza en si mismos, más valor a su persona. Siempre repetiles frases positivas para su desarrollo emocional, nunca se olvidarán de eso.

4. Cómo manejaste las situaciones difíciles

Un niño nunca olvida cuando vio a su madre o padre atravesar una situación difícil. Los niños siempre están en busca de una guía, de un puerto seguro, ya que siempre están navegando por un mar de situaciones que a veces los hace sentir muy vulnerables. Cuando llegan los tiempos díficiles como pudiera ser la muerte de un miembro de la familia, ellos recordarán la manera en que te comportaste, como les hablaste, el cariño que les brindaste y la manera en que los hiciste sentir seguros.

5. Los momentos en los que no estuviste

La vida, aunque tratemos, no siempre es color de rosa. A veces las ausencias son un mal necesario y eso es bueno también para que los niños aprendan a ser más independientes, incluso recordarán la primera vez que fueron a dormir a otra casa en donde nos estabas, o quizás esa presentación en el colegio a la que no pudiste llegar por estar trabajando pero no veía la hora de contarte al llegar a casa. Estos son los momentos que recordarán siempre, incluso ya de adultos.

6. La manera que te comportabas con tu pareja frente a ellos

Los niños graban todo mentalmente, siempre están atentos hasta al más mínimo detalle, por eso siempre tenemos que tratar de dar el mejor ejemplo posible. Cuando estás en casa con tus hijos y tu pareja, siempre traten de que todas las interacciones sean positivas, amables, porque todo lo que hagan en casa, los niños lo repiten en la escuela o en casa de sus amistades. Si hay violencia entre los padres, los niños pueden volverse violentos con sus hermanos o amigos, si al contrario la relación de los padres en casa es buena, los niños repetirán esa buena actitud con sus pares.

7. La manera que actuaste al estar estresada o presionada

La forma es que te desenvolvés bajo presión, la manera de superar las pruebas presentadas por la vida, son una guía de supervivencia para tus hijos. A partir de tu ejemplo, tus niños van aprendiendo a sobrellevar sus propios problemas a medida que estos se presentan a lo largo de su vida.