7 consejos para que armes tu primer huerta en tu hogar

Si siempre has querido, pero no sabes cómo tener una pequeña huerta para tu hogar, este artículo es para ti.

Las huertas van mucho más allá de la estética y la decoración: nos conectan con la naturaleza, ayudan a traer más verde a la vida cotidiana y tienen diferentes poderes.

Sí, las plantas pueden incluso curar y purificar el aire, ¿sabes? Dependiendo de cómo estés pensando en llevarlas a casa, las plantas quedarán geniales en la encimera, en la cocina, en el porche, suspendidas o incluso en el suelo.
Para los niños, es una excelente manera de acercarse a la tierra a una edad temprana. Para nosotros, un antidepresivo natural.
Incluso se ha demostrado que ensuciarse trabajando en la huerta ayuda a relajarse.

Pero, ¿qué pasa cuando hablamos de mini jardines en casas y departamentos?
La idea puede incluso mejorar tus hábitos alimenticios, ya que tener especias y hierbas frescas a mano te ayudará en este esfuerzo.

 

Pero después de todo, ¿qué es una mini huerta?

El concepto puede variar y depende del sistema establecido en cada entorno, pero en general se refiere al cultivo de especias, verduras, hierbas y plantas en interiores.
Normalmente, el mini jardín es casero, hecho sin grandes conocimientos técnicos, utilizando materiales reciclables y de fácil acceso como palets, jarrones, tubos de PVC, latas reutilizables, tazas, vasos, etc.

 

¿Cuáles son las ventajas de tener un mini jardín en casa?

Las ventajas de tener un mini jardín en casa es que puedes mejorar fácilmente tu calidad de vida. Además de que hace muy bien el contacto con la tierra, es una delicia poder utilizar los alimentos plantados para condimentar nuestros platos. Las plantitas también tienen otro efecto en la decoración.
Y no creas que es imposible cultivarlos porque vives en una casa sin jardín ni patio, o incluso en un departamento pequeño.
No hay un tamaño ni una forma fija, todo va según el gusto y el espacio del que dispongas.
Tampoco hay selectividad vegetal, es posible producir casi todo localmente, solo obedece lo que le gusta a cada especie (sol, mucha agua, etc.).
Con eso en mente, echa un vistazo a algunas ideas de materiales y versatilidad para crear el tuyo.

 

1) Jarrones individuales
En el suelo o en estantes, fáciles de hacer, las macetas individuales son una buena opción cuando se trata de cultivar especias.
Puedes fijarlos a estructuras montadas directamente en la pared, con ganchos, cuerdas y clavos, usar jarrones de plástico, arcilla, cerámica o aluminio y mucho más. ¡Abundan las opciones!

 

2) latas
Las latas quedan muy bien en la cocina. Recuerda siempre perforar un agujero para drenar el agua (usa un clavo y un martillo) o crea una capa de arcilla expandida antes de agregar tierra para que la planta mantenga la humedad adecuada.
Para decorarlo conviene cubrirlo con tela, contact, cintas y papel de colores.

 

3) tazas y tazas
Las tazas también son excelentes jarrones y agregan encanto a la mesada de la cocina, por ejemplo.
Se pueden colgar, decorar una mesa o la estantería del comedor.
Como la mayoría de ellos no tienen un agujero en la parte inferior, ten cuidado de crear una capa de drenaje.

 

4) Botellas
Hay proyectos increíbles que utilizan el material. Con ellos, podemos hacer instalaciones, colgar las plantas para beber agua de lluvia, cultivar diferentes tipos de hierbas a la vez, ¡simplemente deja volar tu creatividad! Corta la botella (puede ser PET o vidrio) a la altura deseada y fíjala a un gancho o malla de alambre, simple y efectivo.

 

5) Cajas
Las cajas de vino desechadas, por ejemplo, brindan un buen soporte para los mini parterres de flores.
Se pueden colocar tanto en horizontal como en vertical, y por ser más grandes nos permiten plantar hortalizas como lechuga, rúcula …

 

6) Reutilizar puertas y ventanas
Si tienes una puerta o ventana vieja en casa, quizás este sea el momento de reutilizarla.
Estos materiales son excelentes para montar paneles y colocar jarrones. Además de un diseño retro, la pieza se destacará en comparación con un jardín colgante ordinario.

 

7) tubos de PVC
Con un sencillo tubo de PVC es posible montar un sistema jardín / jardín suspendido, donde todas las especies salen a través de los grandes orificios realizados en el plástico.