5 consejos para que tu homeoffice sea más productivo

Un problema común para los trabajadores que comenzaron a hacer homeoffice es mantenerse productivos en el hogar. Aunque la mayoría de las personas se sienten más productivas al adherirse a este modelo de trabajo, muchas personas todavía se sienten inseguras sobre la idea de trabajar en casa. Para terminar con este pequeño problema, hemos separado algunos consejos que prometen hacer que tu productividad mejore mucho mientras trabajas de forma remota:

 

  1. Establecer una hora

Es muy importante establecer un horario para trabajar. Por supuesto, puede ser flexible, pero debe dedicar algo de tiempo del día para hacer exclusivamente lo que debe hacerse; después de todo, está en la oficina en casa, no en Disney. Si trabaja mejor por la noche, no hay nada que impida que esto funcione. Pero, a la hora de decidir que vas a salir con amigos, es bueno planificar la idea de anticipar el “expediente” de antemano.

 

  1. Crea un entorno

Hay pocas personas que puedan concentrarse en cualquier lugar. La mayoría de nosotros, humildes mortales, estamos sujetos a todo tipo de distracciones mientras trabajamos. Entonces, trata de crear un entorno específico para desarrollar estas actividades. Si vives con más personas, intenta aislarte mientras trabajas y explica la importancia de esto para el desarrollo de tus tareas.

 

  1. Comprende la diferencia entre ocio y trabajo.

Así como es importante crear un entorno libre de distracciones, también es fundamental evitar trabajar mientras se hacen otras cosas. Apaga la televisión, evita a toda costa esa idea de “ahorrar tiempo” desayunando y almorzando frente a la computadora. Esto no es bueno para tu salud ni para tu productividad. 

 

  1. Pon el teléfono en silencio

Es más importante de lo que parece. Tus grupos de Whatsapp, notificaciones de Facebook y miles de aplicaciones llaman la atención constantemente en la pantalla de tu móvil. Mantenerlo encendido es prácticamente una garantía de distracciones cada minuto. Cuando necesites terminar algo urgentemente, pon tu teléfono en silencio y olvida que tu vida social existe por un tiempo. Si no es posible, silenciar los grupos de Whatsapp es un buen comienzo.

 

  1. Establece plazos

Cuando tienes todo el tiempo del mundo para una entrega, es mucho más fácil posponer su finalización. Por lo tanto, establece plazos coherentes para cada trabajo que debe ser entregado y evita la trampa de dejar todo para el último minuto. Si tienes 3 artículos para entregar en una semana, establece fechas límite para cada uno: el primero se puede entregar el lunes, el segundo el miércoles y el último el viernes.