5 consejos para controlar el estrés y la ansiedad en el trabajo

El estrés crónico afecta nuestra capacidad para tomar decisiones. Por supuesto, hay situaciones en las que necesitas reflexionar muy bien sobre las consecuencias del camino que hemos tomado, pero te lleva media hora tomar pequeñas decisiones. Te damos algunos consejos para que puedas manejar mejor el estrés y la ansiedad en el trabajo.

 

 

  • Identifica tu fuente de estrés

 

Para identificar tu verdadera fuente de estrés, observa de cerca tus hábitos, actitudes y excusas. A veces ignoramos los sentimientos, pensamientos o comportamientos que son estresantes. Por ejemplo: es posible que siempre te preocupen los plazos cortos para completar tus tareas, pero no reconoces que es tu procrastinación y no las exigencias del trabajo lo que genera estrés. Hasta que aceptes la responsabilidad del papel que desempeñas en su creación o mantenimiento, tu nivel de estrés permanecerá fuera de control.

 

 

  • Establece prioridades

 

Calcula el tiempo necesario para cada tarea y prioriza las más importantes. No cargues el calendario; reservar tiempo para imprevistos. Lo ideal es reservar 15 minutos del fin de semana, cuando estás más relajado, para planificar la próxima semana con tranquilidad.

 

 

  • No trates de controlar lo incontrolable

 

Muchas cosas están fuera de nuestro control. principalmente el comportamiento de otras personas. En lugar de intentar cambiarlos o quejarse de ellos, concéntrese en lo que puede controlar, como la forma en que elige reaccionar ante los problemas.

 

 

  • Cuenta con el otro

 

Trata de rodearte de personas positivas en el lugar de trabajo y en su vida personal. Tener a alguien con quien desahogarte y sentirte apoyado puede ayudarte a disminuir la tensión y ver formas de salir de los problemas. Buscar ayuda es un signo de fortaleza y una forma de volver a un estado de calma con mayor rapidez.  

 

 

  • Respira

 

¿Te sientes abrumado, tenso o ansioso? Respirar profunda y lentamente puede ayudar en momentos de estrés agudo. Siéntate cómodamente, cierra los ojos si puedes inhala cinco segundos, sostiene y exhala por la nariz mientras cuentas hasta diez. Repite cinco veces. Esta sencilla técnica te ayudará a relajarte, combatir los síntomas de ansiedad y estrés, restablecer el equilibrio y eliminar toxinas de tu cuerpo.