5 actividades para estimular la coordinación motora en niños pequeños

Los juegos caseros prometen entrenar tus habilidades motoras y mantenerte entretenido durante horas:

Las habilidades del bebé se estimulan desde el nacimiento. Ya sea que ejercite la cara para succionar o, más adelante, cuando haga el movimiento de las pinzas con las manos para sostener la cuchara y alcanzar la comida, siempre está ejercitando su cuerpo para llegar a la siguiente etapa de desarrollo.

Pero lo cierto es que, aunque el niño haga todo esto solo, los padres y educadores tienen un papel importante en el fomento de habilidades, especialmente cuando hablamos de coordinación motora, que es, la capacidad de coordinar los movimientos de interacción entre el cerebro y las articulaciones y músculos.

Por lo tanto, es en la escuela y en los partidos que se juegan en casa donde tiene lugar el “entrenamiento”. Ahora que, debido a la pandemia del nuevo coronavirus, la actividad en el propio hogar ha cobrado aún más importancia. Pensando en ello, separamos 5 juegos creativos y divertidos para dar una “fuerza” en la coordinación motora de los niños.

 

 

  • Baloncesto

 

La idea es apta para menores de nueve meses y más. Lo único que necesitarán las familias es una canasta, balde o caja vacía (vale la pena usar una de cartón y personalizarla) y pelotas, que pueden ser de papel o calcetines.

¡Listo! Ahora simplemente colócate junto al bebé (o con él en su regazo) y lanza la pelota en el hoyo. Siguiendo el ejemplo, debería empezar a hacer lo mismo, pero está bien si el pequeño prefiere poner el objeto en la canasta en lugar de tirarlo.

 

 

  • Jugando con el tubo

 

¡No tires el rollo de papel higiénico a la basura! Una vez usado, córtalo por la mitad y haz pequeños agujeros en su superficie (el tamaño dependerá del grupo de edad de tu hijo; ¡cuanto más pequeño sea el agujero, más desafiante!). Luego, separa algunas pajitas de material más grueso para que no se arruguen con el juego y deja que el niño se desafíe a sí mismo colocando y luego quitando los objetos del tubo.

 

 

  • Pintar el algodón

 

¡A los niños, en general, les encanta colorear! El acto por sí solo ya ejercita la coordinación motora, pero desarrolla aún más habilidades cuando usamos diferentes materiales. En este caso, la propuesta es pegar algodones que componen figuras (pueden ser la panza de un pájaro o la forma de una fruta, por ejemplo) y preparar una solución con agua y tintes de colores.

Hecho esto, solo deja que el pequeño maneje la jeringa para “succionar” el líquido e inyectarlo en el algodón, dejándolo rojo, azul o del color que prefieras. ¡La actividad promete mantener a tu hijo entretenido durante mucho tiempo!

 

 

  • Circuito

 

Los circuitos funcionan mejor con niños que ya caminan, especialmente entre un año y siete meses y entre tres años y once meses. ¡No hay reglas para crear la actividad! Vale la pena hacer filas de sillas, colocar cojines y zigzaguear el piso con cintas de colores. Luego, invita a tu hijo a caminar por el sendero, utilizando comandos como “saltar”, “bajar”, “levantarse”, según lo requieran los obstáculos.

 

Recuerda que esta actividad desarrolla una amplia coordinación motora, reconocimiento corporal, control de esquemas corporales, lateralidad y mucho más.

 

  • Collage con revista

¿Quién nunca ha creado escenarios y personajes con figuras de revistas o periódicos? El juego con recortes es clásico, ¡pero nunca se desvanece! A la hora de separar el material, no te olvides elegir tijeras sin punta o hacer la parte cortada para tu hijo.