3 técnicas de respiración para equilibrar nuestros niveles de estrés

Te contamos acerca de tres técnicas de respiración que puedes utilizar para disminuir los niveles de ansiedad y estrés que puedes tener debido a nuestras atareadas rutinas laborales y problemas diarios.

Ya sabemos que el mundo occidental nos exige un ritmo diario que muchas veces nos genera ansiedad y estrés. Para contrarrestar esto, existen una infinidad de recursos, entre ellos los ejercicios de respiración que te vamos a describir a continuación, pero primero, ¿Qúe son los ejercicios de respiración y cómo pueden ayudarnos?

La respiración es una de las funciones automáticas y básicas de nuestro cuerpo que nos permite oxigenarnos para nuestra supervivencia. A veces, se pueden desarrollar ciertos patrones en nuestra respiración que dificultan la correcta oxigenación de nuestro cuerpo por cuestiones de estrés o ansiedad. Es por esto, que es tan importante entrar en contacto con nosotros mismos y percibir como estamos respirando. Los ejercicios de respiración nos ayudan a entender cómo respiramos y a partir de diferentes técnicas, oxigenar nuestro cuerpo y así aliviar los síntomas del estrés.

Ejercicios de respiración:
Te proponemos que pruebes los siguientes tres ejercicios:

 

Respiración profunda
Para este ejercicio de relajación, debes tomar aire por la nariz, mantenerlo en los pulmones y exhalar por la boca. Cada etapa debe durar aproximadamente 5 segundos.

Respiración alternada
Para esta técnica debes tapar una de las fosas nasales para inhalar profundamente por la fosa nasal libre. Luego de la inhalación, cambias de fosa nasal por la cual debes exhalar. Se repite continuamente este proceso de un lado y del otro.

Respiración abdominal
Lo ideal para este ejercicio es estar sentado y cómodo. Primero, se inhala por la nariz por cinco segundos, se mantiene el aire en los pulmones y se exhala por la boca durante cuatro segundos. Con una mano en el estomago podras comprobar si estás llevando el aire al abdomen. Debe notarse el movimiento de tu mano que lleva y trae el aire.