3 elementos que tenemos en casa útiles para controlar la caspa

Las personas que sufren de este problema, desarrollan una inflamación en la piel que puede ser identificada por la presencia por una descamación blanca semi amarillenta y las grasitud excesiva. Es más frecuente en el cuero cabelludo,  pero también puede aparecer detrás de las orejas, cejas, alrededor de la nariz y en la región del tórax.

Las mujeres que tienen los cabellos oscuros y largos, pueden ver la aparición de un montón de caspa en todo el largo del cabello. Otros síntomas son picazón y placas rojas de descamación.

La caspa se trata con shampoo y lociones, y en algunos casos hasta puede ser necesario el uso de medicamentos orales en el caso que las lesiones se infecten.  Por ejemplo algunos médicos usan suplementos que equilibran la flora del cuero cabelludo. Pero sin embargo existen costumbres y conocimientos que nos indican el uso de algunos elementos que tenemos en casa nos puede ayudar a controlar la caspa.

Por eso aquí en Gloriosas, veremos cuáles son y si realmente son beneficiosos.

Miel

La miel tiene propiedades humectantes y antibacterianas. Cuando la aplicamos en el cuero cabelludo, antes del lavado con shampoo, puede ayudar a recomponer la barrera cutánea que está afectada por la caspa, facilitando así la remoción de escamas y placas, sin ser demasiado agresiva. La miel se puede usar sin problemas, pero el contacto de la misma con el cuero cabelludo no debe exceder los 30 minutos.

Vinagre de vino blanco y de manzana

El vinagre es el acido acético, un acido suave, que tiene la propiedad de acidificar el pH local. Esto ayuda a contener la proliferación de hongos y puede mejorar la oleosidad local. Tiene un efecto astringente y ayuda en la remoción de sustancias químicas que puede adherirse al pelo, además ayuda a cerrar las cutículas. Se recomienda su uso diluido en agua en una proporción de 1 parte de vinagre para tres partes de agua, aplicar antes del shampoo.

Aceite de coco

Tiene propiedades antimicrobianas, además tiene vitamina E y K, y también hierro. Es un buen humectante para el cuero cabelludo y ayuda a remover las costras, desinflamar la barrera cutánea. Debe ser usado horas antes del lavado con shampoo, lo ideal es usar en este caso uno antiresidual, y evitar usar agua demasiado caliente, ya que esto favorece la aparición de la caspa.

Hay que recordar que la dermatitis es un problema crónico, por lo que no existe una cura milagrosa. El objetivo del tratamiento es mantener los síntomas a raya. También es importante acordarse de que estos tratamientos caseros son complementarios al tratamiento dermatológico principal, hecho con shampoo específico.