Hacé vos misma: ¡Alfombra de tela reciclada!

No soy particularmente fanática de las cosas recicladas, porque me declaro una consumista compulsiva, pero hay algunas cosas que podemos hacer de materiales reciclados que pueden resultar sumamente prácticas, tipo las alfombras, ya perdí la cuenta de cuantas alfombras, de esas que usas para limpiarte los zapatos al entrar a la casa, ya compré y tiré, porque no las puedo lavar, porque si las lavo se me pudren antes de secarse, hasta que descubrí estas alfombras de tela trenzada, sí, me costó convencerme a usarlas hasta que alguien me dió una de regalo y desde allí no solo uso estás alfombras en la entrada de la casa, si no que hice una versión mini para poner cosas calientes en la mesa (principalmente de la casa de mi suegra que es siempre un escándalo su mesa de sándalo francés…).

Hacevosmisma-1-2
Lo que vamos a necesitar para hacer esta cosa gloriosamente sencilla es:

– Camisetas viejas
– Tintura para ropa (opcional: si tenés un transtorno obsesivo compulsivo, porque sí, ¡a mi me gusta todo del mismo color y combinando!)
– Tijeras
– Hilos resistentes
– Aguja
– Un par de manos normales (no de artesana! porque esto lo hace hasta mi periquito!)

Entonces ¿cómo lo que hacemos estas prácticas alfombras?, facilito, como dice en nuestra lista usemos camisetas o blusas o lo que sea de tela que ya no tenga vuelta y que ni le sirve ni al perro (porque si le quiero poner una camiseta vieja a mi perra, por poco y me muerde), en lugar de tirar a la basura estas prendas que literalmente no sirven para nada, hagamos unas lindas alfombritas para la casa, la ofi, y etcetera, etcetera!

Juntate todas las camisetas viejas que tengas, si no querés nada demasiado colorido tipo hippie, podés teñir las prendas, en cualquier mercería podés encontrar tintura para cambiar el color de las telas y es re fácil, nada más que poner el tinte en agua hirviendo, meter la ropa que querés teñir y acordate siempre que tenés que estar revolviendo (recomendado leer las instrucciones, pero es ¡suuuuuuuuuper fácil!) una vez teñidas ponelas a secar y listíllo, cuando ya están secas lo único que tenés que hacer es cortarlas en tiras y luego trenzarlas como lo harías en tu pelo, no necesitás nada más!

Existen varias opciones de alfombras, podés hacerlas verticales en formato rectangular, y es nada más ponerlas unas al lado de otras e ir armándola en el ancho que te guste, ideal para juntarlas es tener hilo y aguja (qué pusimos en la lista), el hilo puede ser de esos bien gruesos que se usan para coser zapatos, pero en general encontrás hilos de todo tipo en las mercerías, cualquiera vale, puede ser hilo de bordar también, podés hacer también las alfombras de forma circular, a partir de un centro le podés ir dando vuelta tipo casita de caracol y para asegurarla, siempre cosela, y sí, no necesitás ser una súper cosedora, con tal que le pases el hilo y sujetes una pieza con la otra ¡ya está! (la parte fea se va a quedar de cara con el piso jajaja).

Y no solo alfombras como te dije, también podés hacer versiones más chicas para ponerlas en el comedor a la hora de servir cosas calientes, ¡ah!, ¡son lavables! y así ya está.