10 Tips de jardinería para principiantes

Además las plantas son elementos ornamentales que embellecen cualquier espacio, por eso aquí te traemos una serie de tips de jardinería que te iniciarán en el maravilloso arte de la jardinería.

Herramientas apropiadas

Estas dependerán de las dimensiones y de qué tanto trabajo vas a querer tener. Sin embargo, un kit básico incluye tijeras y rastrillo, palas y espátulas metálicas, alambre, rollos de cuerda ¡y un par de guantes!

Planteras y contenedores

Son importantísimos tanto para plantar flores exóticas, como para almacenar abono y utensilios. Se recomienda hacer un mix entre materiales clásicos como la terracota y otros más modernos como la fibra de vidrio.

Almohaditas

Uno de los trucos de jardinería que más beneficios trae es tener un soporte acolchado en el que puedas apoyarte a la hora de podar o regar las matas. También podés usar un viejo mat de yoga, pero no te olvides ¡tus rodillas lo agradecerán!

Repelentes

Para todas las que buscan las soluciones más ecológicas y naturales posibles, existen algunas mezclas caseras que sirven para mantener alejadas a las plagas. Por ejemplo, la que se hace con ajo, cebolla y agua.

Tiempos de riego

Si planeás hacer de la jardinería uno de tus pasatiempos, es importante que le des un sentido práctico; y nada mejor que hacerlo según tu horario. Por eso, hacé parte de tu rutina mañanera o nocturna el regar el pasto, la huerta de hierbas aromáticas, helechos u orquídeas. Recordá que cada especie tiene su propio ciclo que debés respetar, así que informate primero.

Semillas por sembrar

Al vivir en una zona tropical, hay buen clima casi todo el año; pero uno de los mejores trucos de jardinería es guardar las semillas, tallos y demás en tarros limpios y en sitios secos. De lo contrario, podrían germinar por si solas.

Fertilizantes

Otro de los elementos esenciales para el crecimiento de las plantas y flores. Si estás decidida a adentrarte en esta disciplina, podés hacer abono o compost casero; con cáscaras de huevo y frutas y un poco de tierra.

Delimitá las áreas

Otro de los consejos básicos es delimitar las áreas. La forma más sencilla es usar un par de troncos o palitos de bambú y cuerda. Así los rosales ni las trepadoras se marchitarán.

Muda cómoda

Algo de lo que seguro estás consciente, pero vale la pena recordar. Trabajar en el jardín es sinónimo de ensuciarse manos, codos ¡y también la ropa! Te aconsejamos destinar un par de jeans viejos y championes solo para las horas al aire libre.

Jugá a la decoradora

Coloridas, fragantes y exuberantes, la vegetación es ornamental; por eso no tengas miedo de darle relevancia al utilizar y elevar las macetas o colocar algunos porrones en el pasillo de entrada.

Déjanos tu comentario